23 de febrero de 2019
23.02.2019
Turquía

Inyecta lejía y jabón a su bebé "porque no podía amarla"

La madre también confesó haberle realizado cortes con una cuchilla de afeitar desde que tenía un mes de edad

23.02.2019 | 11:45
Inyecta lejía y jabón a su bebé "porque no podía amarla"

Según confirman varios medios de comunicación, una madre de Turquía ha sido trasladada a prisión después de haber confesado ante un jurado haber inyectado lejía y jabón líquido a su hija, de pocos meses de edad, porque, según su declaración, "no podía amarla".

El suceso ha tenido lugar en Estambul y fue el padre quien la llevó al médico después de que la bebé comenzase a sangrar por las orejas y el ombligo, aunque el doctor no pudo diagnosticar la causa, por lo que volvió a casa. Cuando empeoró de nuevo, fue trasladada de urgencia al Hospital de la Facultad de Medicina de la Universidad de Estambul, donde se percataron de que tenía el cráneo fracturado y heridas de diversa consideración fruto de golpes y cortes.

Fue así como se inició una investigación en la que la madre fue detenida e interrogada en dos ocasiones en las que logró convencer a la policía de su inocencia. Sin embargo, por recomendación de los médicos, fue detenida una tercera vez y puesta en disposición judicial, donde acabó confesando las torturas a las que sometía a su hija desde temprana edad.

"No podía amar a mi hija y decidí torturarla", confesó la mujer, de nombre Elif K, a los fiscales. "Desde que tenía un mes de edad, le inyecté lejía y jabón líquido en las orejas, la nariz y el ombligo, hasta que comenzó a sangrar. Entonces la llevé al hospital para recibir tratamiento. Cuando la dejaron volver a casa, continué torturándola. También le cortaba con una navaja en la cabeza, los ojos, las piernas, los brazos y el pecho", confesó la mujer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook