17 de febrero de 2019
17.02.2019
Suceso

El presunto agresor de una mujer en Torrevieja causa heridas graves a dos agentes

El hombre propinó sendos puñetazos a un policía local y a un guardia civil que acudieron a la vivienda para auxiliar a la joven, que abrió la puerta entre sollozos

17.02.2019 | 09:44
El presunto agresor de una mujer en Torrevieja causa heridas graves a dos agentes

Una intervención policial tras una alerta por un supuesto caso de violencia machista acabó en Torrevieja con un agente de la Policía Local y otro de la Guardia Civil heridos. Sucedió ayer en un piso de la calle Argonautas cuando, tras acudir a un aviso vecinal por fuertes gritos en ese domicilio, los policías se encontraron con un hombre en actitud muy agresiva que terminó propinando dos puñetazos a un policía local y a un guardia civil, por lo que fue detenido. Lo ocurrido puede dar lugar a dos causas judiciales: la derivada del presunto caso de violencia machista y la que se abrió por las agresiones a los policías.

El arrestado es un joven de unos 25 años de nacionalidad española. Una patrulla de la Policía Local de Torrevieja acudió al piso, sobre las 7.30 horas, tras la llamada de una vecina alertando de que se escuchaban fuertes gritos y golpes desde las 5 de la mañana. Al llegar a la vivienda les abrió una joven, entre sollozos, quien les dijo que no pasaba nada y que sus lloros eran porque «estaba muy estresada y nerviosa», sin querer dar más detalles a los policías, según fuentes policiales recabadas por este medio. Los agentes vieron que dentro de la vivienda había un joven en calzoncillos y observaron que tenía el puño ensangrentado. Al pedirle que saliera, éste se negó porque «tenía frío» y comenzó a insultarlos con frases como «estoy en mi puta casa, gilipollas», «que parecéis tontos», antes de cerrar la puerta de un portazo, según las mismas fuentes.

Una patrulla de la Guardia Civil también se personó en el domicilio. Al insistir los agentes para que abrieran, la joven, muy nerviosa, volvió a decir que no sucedía nada. El detenido cortó de golpe la conversación y cerró la puerta con tal fuerza que tiró al suelo a uno de los agentes de la Policía Local que tenía su rodilla puesta para evitar que diera otro portazo. El golpe le produjo una fuerte contusión en la rodilla. Cuando se reincorporó, el individuo le asestó un puñetazo al mismo policía que le afectó al pómulo y a los dientes, además de un latigazo cervical. No fue el único agredido. Un guardia civil que trataba de mediar recibió otro puñetazo que le fracturó la nariz. Todo esto mientras soltaba improperios e insultos a los agentes de la autoridad que, finalmente, consiguieron detenerlo, no sin antes oponer mucha resistencia.

El policía y el guardia civil heridos tuvieron que ser atendidos en el Hospital Quirón Salud de Torrevieja. La Guardia Civil investiga si la mujer había sido agredida verbal o físicamente por el detenido antes de que llegaran al domicilio para imputarle también un delito de violencia de género, y si era la primera vez que tenía esa reacción.

Esta agresión a los agentes de la autoridad ha despertado las críticas de los sindicatos policiales por la escasez de efectivos y de material que tiene la Policía Local de Torrevieja. Desde Sipol Torrevieja han recordado a las autoridades municipales la falta de medios de autoprotección como pistolas táser o chalecos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook