30 de enero de 2019
30.01.2019
La Opinión de Murcia
Conflicto

Condena a Sanidad por la amputación de una pierna a una paciente en Alicante

La Conselleria tendrá que indemnizar con 161.993 euros a la mujer por un error de diagnóstico

30.01.2019 | 22:58
Condena a Sanidad por la amputación de una pierna.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha condenado a la Conselleria de Sanidad al pago de una indemnización de 161.993 euros por la amputación de una pierna a una paciente de Villena por un error de diagnóstico.

Los hechos ocurrieron l 6 de diciembre de 2014 cuando M.G.F., de 53 años de edad, acudió de madrugada a Urgencias del Centro Sanitario Integrado de Villena con un fuerte dolor en el pie izquierdo, concretamente en la planta. También presentaba frialdad y adormecimiento de la extremidad. El diagnóstico, sin realizarle ninguna prueba, fue de "parestesias inespecíficas".

El dolor no cesaba y la sensación de adormecimiento persistía dos días después, por lo que acudió nuevamente el 8 de diciembre al mismo centro. Esta vez el diagnóstico fue de "fascitis plantar" y el tratamiento un vendaje compresivo que tenía que llevar durante seis días. Tres días después la situación seguía sin mejorar y la paciente acudió por tercera vez a Urgencias. El diagnóstico fue el mismo aunque en esta ocasión le retiraron el vendaje.

Finalmente, la paciente, desesperada por el dolor, acudió el 13 de diciembre a Urgencias del Hospital de Elda, donde ingresó con una isquemia subaguda en el pie izquierdo. Después de la realización de las pruebas pertinentes, se la trasladó al Hospital General de Alicante, donde se llegó al extremo de tener que hacerle una amputación infracondilea vs supracondilea. Permaneció hospitalizada hasta el 5 de enero.

La sentencia citada considera que "es claro que existió una mala praxis que se concretó en un error en el diagnóstico el día 8 de diciembre, donde ya se advierte un síntoma, "temperatura diferente en ambos pies", que orienta a un problema vascular "claramente" agravado por la aplicación de un vendaje compresivo. Error de diagnóstico que también se mantuvo el 11/diciembre. La demandante sufrió la amputación de la extremidad izquierda."

Desde la asociación 'El Defensor del Paciente' destacan que "estos hechos ponen de manifiesto la impotencia y la rabia de la paciente y de sus familiares del por qué no se le hizo ninguna prueba hasta el día 13 de diciembre en el Hospital de Elda". Tamnbién afirman que "si el día 6 de diciembre la hubieran derivado directamente al Hospital (ó el 8, ó inclusive el 11), la paciente no hubiera perdido la pierna".

La defensa de los intereses de la afectada ha sido dirigida por el abogado Javier Bruna Reverter, especialista en Derecho sanitario y adscrito a los Servicios Jurídicos de 'El Defensor del Paciente'.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook