23 de octubre de 2018
23.10.2018

Entrena a dos perros de presa con un jabalí y graba en vídeo el brutal ataque

La Guardia Civil arresta al joven en un municipio de Valencia por un delito de maltrato animal

23.10.2018 | 11:54

La Guardia Civil arrestó ayer en Simat de la Valldigna (Valencia) a un joven, de 23 años y nacionalidad española, por un presunto delito de maltrato animal tras visualizar un vídeo que se ha hecho viral, en el que dos perros de presa atacan violentamente a una cría de jabalí en el patio de un una vivienda. En las imágenes, especialmente duras, se observa como este vecino del municipio abre la puerta y da rienda suelta a los perros para que destrocen al jabato, mientras un grupo de al menos tres personas le dan gritos de ánimo y le ríen la supuesta gracia. Al parecer, esta sería una forma cruel de entrenar a los dos canes «de agarre» con una víctima en cautividad.

La Fiscalía de Medio Ambiente de Valencia ha abierto diligencias por estos hechos dada la gravedad de las imágenes. En caso de demostrarse que el sospechoso es autor de un delito de maltrato animal, con el agravante de ensañamiento dado el sufrimiento añadido que habrían causado los dos canes a la cría de jabalí, éste podría enfrentarse a una pena de hasta un año y medio de prisión.

Los agentes del Seprona de la Guardia Civil identificaron al propietario de los dos perros, quien aparece en el citado vídeo, y le tomaron declaración en las dependencias del Instituto Armado en calidad de imputado por un presunto delito de maltrato animal. El alcalde de Simat también ha dado instrucciones a la Policía Local para comprobar la situación en la que se encuentran los perros y si esta persona cumple con todas las condiciones que marca la ordenanza municipal.

Aunque algunas fuentes consultadas por este periódico apuntan que el joven trata de separar a los dos canes cuando tienen entre sus fauces al jabalí, al comienzo del vídeo se escucha como uno de los presentes le da la indicación para soltar y azuzar a los animales: «¡Ara, ara!». Asimismo, en un momento dado también se ve claramente como el supuesto dueño de los perros mira a cámara y sonríe. De igual modo el resto de personas que presencian el violento ataque bromean con lo ocurrido con frases como: «Es una máquina», «igual que en el Oeste» y «es una bestia».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook