09 de septiembre de 2010
09.09.2010

El alcalde de Calasparra evita "lanzar las campanas al vuelo"

Jesús Navarro afirma que cualquier brisa puede reavivar el fuego

08.09.2010 | 18:27

El alcalde de Calasparra, Jesús Navarro, que visitó la zona del incendio declarado en la Sierra del Molino, reconoció estar "más tranquilo" con el resultado de los trabajos de extinción, pero ha evitado "lanzar las campanas al vuelo" porque "en cualquier momento un golpe de viento o la brisa" puede reavivar el fuego.

Sobre las tareas de extinción, Navarro ha explicado que el Ayuntamiento de Calasparra ha puesto los dos pabellones polideportivos del municipio a la entera disposición de la Unidad Militar de Emergencias (UME), habilitando un espacio para 250 personas.

Además, los servicios municipales y Protección Civil estuvieron en permanente contacto con la UME, facilitando combustible y avituallamiento, así como un espacio para que establezcan un centro de control, aprovisionado por la red de agua.

Igualmente, los regantes de Calasparra, con la empresa que gestiona el agua están en contacto con la UME y con los medios regionales y las brigadas que han llegado de otras comunidades.

Navarro agradeció al Gobierno central, al Ejecutivo regional y a las comunidades autónomas vecinas su colaboración, así como a los efectivos participantes, cuya labor "loable" anoche en zonas prácticamente impracticables.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook