Rubén G.J., un joven que ha sido juzgado hoy en la Audiencia Provincial de Murcia acusado de intentar matar a otro durante una discusión ocurrida en las puertas de una discoteca, ha reconocido los hechos y se ha conformado con la pena pedida por el fiscal, según han indicado a Efe fuentes judiciales.

El acusado, para quien inicialmente se pedían siete años de prisión, se ha conformado con la pena después de que la fiscal del caso rebajara la solicitud a tres año y medio.

Para realizar esta disminución en la solicitud de condena, la representante del Ministerio Público ha tenido en cuenta la atenuante de drogadicción y la de haber reparado el daño causado por pagar a la víctima parte de la indemnización por las heridas sufridas.

La fiscal ha disminuido también la solicitud de pena para otro joven que ha sido juzgado también por estos hechos y que estaba acusado de una falta de lesiones, por la que finalmente se ha pedido una condena de 12 días de localización permanente, a la que ha dado su conformidad.