Los hechos tuvieron lugar ayer a la altura del kilómetro 245 de la Autovía de Andalucía (A-4), sentido Cádiz, después de que la Guardia Civil del puesto de Almuradiel recibiese una llamada de alerta de otro conductor, en la que se informaba de las maniobras extrañas que estaba realizando el camionero detenido.

Tras ser interceptado en este punto, los agentes le sometieron a dos pruebas de alcoholemia, arrojando tasas de 1,06 y 0,81 miligramos por litro de aire espirado respectivamente, por lo que fue detenido por un supuesto delito contra la seguridad vial.

El detenido, que renunció a pruebas de contraste y a asistencia letrada, ha sido puesto en libertad con cargos y tendrá que someterse a un juicio rápido el próximo lunes en un juzgado de Valdepeñas.