Al detenido se le imputan varios hechos delictivos cometidos en 2003 y 2007, como los daños producidos en un instituto de secundaria en el que se arrojaron varias sillas por la venta de un aula, el hurto de un vehículo a motor y las vejaciones a una mujer.

Los hechos delictivos fueron grabados presuntamente por el detenido en un teléfono móvil e insertados en el portal de vídeos Youtube, en el que él mismo se dio de alta, a partir de finales de enero de 2007.

La Guardia Civil, que detuvo al joven ayer, mantiene abierta la investigación por si el detenido pudiera estar también relacionado con los daños producidos en varios vehículos estacionados en la vía pública.