Apenas unas horas después de hallar el cuerpo los forenses tomaron muestras de ADN a los padres de Mari Luz Cortés y al cadáver para confirmar que se trataba de la niña, tal y como informó el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón.

Esta confirmación se viene a sumar a la ya realizada en un primer momento por la Guardia Civil y posteriormente por el padre de la pequeña, Juan José Cortés, quien el propio viernes identificó el cuerpo, que vestía la misma ropa que llevaba su hija el día de la desaparición, como el de Mari Luz.

Por lo que respecta a la autopsia, que finalizó ayer después de más de quince horas, sus resultados serán detallados en un plazo de 24 horas, aunque sobre la misma se ha decretado secreto de sumario, y será el juez el que determine si los da o no a conocer.

Pese a esto, varios periódicos andaluces adelantan hoy que según las primeras estimaciones de los forenses la menor habría muerto "en las 24 horas después a su desaparición" y "no habría sufrido abusos sexuales".

Mientras tanto, Huelva vive el segundo de sus días de luto oficial por la muerte de esta pequeña, que desapareció el pasado 13 de enero sobre las 17:00 horas cuando abandonaba su domicilio para comprar chucherías en un quiosco cercano, una jornada en la que, como ya ocurriera en el día de ayer y ocurrirá mañana, las banderas de los edificios oficiales ondearán a media asta en señal de luto.

También se encuentra en su segundo día de luto institucional el Recreativo de Huelva, cuyos jugadores, al igual que los del Mallorca, lucirán esta tarde, en el partido que los enfrenta en Son Moix, brazaletes, negros para mostrar su dolor por esta triste noticia.