El fallecimiento de M.E.G., de 40 años y vecino de San Sebastián, se produjo hacia las 15:40 horas en el paseo de Zorroaga de la capital donostiarra, donde el temporal de viento ha provocado a lo largo de la jornada numerosos desprendimientos de tejas, cascotes o vallas publicitarias.

A esa hora y al parecer debido al viento, un árbol de gran envergadura se ha desplomado sobre los dos sentidos de la calzada en el momento en que el fallecido y otro varón circulaban por el paseo de Zorroaga, uno en dirección a Anoeta y otro hacia el barrio de Loyola.

El tronco del árbol, de unos ocho metros de altura, ha alcanzado de lleno a uno de los dos motoristas, que ha fallecido prácticamente en el acto, ya que aunque al lugar acudieron los servicios sanitarios no pudieron hacer nada por salvar su vida.

El otro herido cayó al suelo al ser golpeado por las ramas superiores del árbol y al parecer no reviste gravedad, según han precisado las mismas fuentes.

El cuerpo del fallecido quedó tendido en la calzada hasta que se ordenó el levantamiento del cadáver, que fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de San Sebastián.

En el lugar permanecen operarios municipales para cortar el árbol, que también causó daños en un vehículo aparcado en el lugar, con el fin de despejar la calzada.