Según informó hoy el Instituto Armado, sobre las 23.30 horas de ayer un dispositivo de vigilancia del Servicio Marítimo, la Policía Judicial y patrullas de cuarteles de la zona detectaron una embarcación semirrígida con 104 fardos y 3.120 kilos de droga. Cuando se descargó la droga en la playa de l'Almadrava fue interceptada y diez de los traficantes, todos marroquíes, fueron detenidos.

Algunos tripulantes huyeron en la embarcación, de nueve metros de eslora y tres motores de 250 caballos, pero sobre las 01.26 horas embarrancó en la Platjola de Sant Jaume d'Enveja, en el Delta del Ebro. Aunque la Guardia Civil no detectó ningún vehículo que huyera de la zona, los ocupantes de la barca pudieron escapar de los agentes, que ahora les buscan.

En la embarcación también se hallaron 69 garrafas de 25 litros de gasolina y 70 botellas de un litro de aceite.