El joyero, Alberto Repossi, declaró el domingo en el diario italiano "La Stampa" que había entregado en su día a la Policía Metropolitana británica pruebas de que la sortija en forma de estrella y con cinco diamantes que Fayed iba a regalar a Diana la noche del mortal accidente era un anillo de compromiso.

En sus declaraciones, Repossi aseguraba que funcionarios del equipo investigador de Scotland Yard dirigido por el ex comisario jefe lord Stevens of Kirkwhelpington le habían presionado para que cambiara el sentido de la declaración y negara que el anillo fuese de compromiso.

Una de las preguntas clave a las que tendrá que responder el jurado británico que investiga actualmente la muerte de la princesa, hace 10 años, junto al hijo del dueño de los almacenes Harrod's, de Londres, es si aquélla había quedado embarazada pese a estar tomando la píldora, y si la pareja iba a contraer matrimonio.

El padre de Dodi, Mohamed Al Fayed, acusa a los servicios secretos británicos de haber dado muerte a la pareja tras averiguar que iba a anunciar su próximo matrimonio y que Diana estaba además embarazada.

Según Repossi, la propia Diana de Gales eligió el anillo de la colección Dis Moi Oui (Dime sí), durante una visita a su tienda de Montecarlo a comienzos de agosto de 1997, y el propio Dodi Al Fayed fue a recogerlo a su joyería de París.

Repossi asegura haber entregado a Scotland Yard la copia del recibo que dio a una secretaria de Al Fayed y en la que aparecía claramente escrito que se trataba de un anillo de compromiso.

Según el diario "The Times", las últimas declaraciones de Repossi parecen estar en contradicción con las que hizo en septiembre de 1997, poco después de la muerte de la pareja, en el sentido de que no sabía si Al Fayed compró el anillo para su compromiso u otras posteriores en las que se mostró convencido de que no era para ese fin.

La investigación policial anterior sobre la muerte de la princesa y su último acompañante pudo examinar una grabación en vídeo en la que se veía a Dodi Al Fayed en la joyería parisina durante siete minutos y medio, aunque no parece que se llevara el anillo.

Una fuente policial dijo a "The Times" que "existe un vídeo, que se ha entregado a las autoridades, de lo que ocurrió en aquella tienda" y agregó que no está claro que exista una copia del recibo que confirme sin lugar a dudas la existencia de un anillo de compromiso.

"Repossi ha cambiado varias veces su versión de la historia.

Rechazamos tajantemente sus acusaciones de que funcionarios de Scotland Yard le presionaron para que modificara su testimonio", dijo la fuente.