Cuatro personas resultaron ayer heridas, una de ellas de gravedad, en un club de alterne de Palma, al recibir el disparo de una escopeta de perdigones, supuestamente de manos de un hombre al que se le había denegado el acceso al establecimiento.

Según informaron fuentes cercanas a la investigación, el suceso se produjo de madrugada en el local El Globo Rojo. Al parecer, el presunto agresor, de unos 40 años y nacionalidad española, se disponía a acceder al local pero el portero se lo impidió. El individuo obedeció y se dirigió a su domicilio, donde supuestamente cogió una escopeta de caza.

Armado, regresó a local y presuntamente disparó hacia el interior del establecimiento, de tal modo que hirió al portero, a un camarero y a otra empleada del establecimiento, de 19 años, así como a un cliente. Poco después se entregó a la Guardia Civil, que trasladó el caso al Cuerpo Nacional de Policía, que se ha hecho cargo de las diligencias.

Uno de los varones heridos sufrió heridas de gravedad al ser alcanzado en un brazo.