Agentes de la de Brigada de Extranjería del Cuerpo Nacional de Policía de Murcia detuvieron y pusieron a disposición judicial al nacional ghanés E.Q, de 40 años, y a otros cinco subsaharianos más como presuntos autores de varios delitos contra el derecho de los trabajadores, y estafa continuada a inmigrantes.

El principal detenido se dedicaba a la explotación laboral de ciudadanos de su misma nacionalidad o países próximos, valiéndose para ello de un peculiar modus operandi que constituía prácticamente en su medio de vida.

Así, aprovechándose de la necesidad de trabajo y de regularización de sus compatriotas, se presentó en varias empresas para solicitar empleo, suscribiendo para ello el correspondiente contrato de trabajo, facilitando un numero de cuenta bancaria para que le ingresaran el importe de su nómina.

Una vez formalizada la contratación laboral y ya en su poder los documentos identificativos a su nombre, procedía al duplicado de los mismos, ofreciéndoselo a inmigrantes subsaharianos en situación irregular, para que trabajaran en su lugar.

Los salarios devengados por los inmigrantes que suplantaban su personalidad eran ingresadas en la cuenta bancaria del detenido, quién posteriormente les pagaba una parte del mismo.

La Policía está estudiando la cuantiosa documentación intervenida.