14 de octubre de 2019
14.10.2019
Polémica

Pablo Hásel quema una bandera española en un concierto en Mallorca

"No podemos tolerar el fascismo. Esta bandera no me representa porque representa los intereses de la oligarquía fascista", afirmó

14.10.2019 | 20:07

La quema de una bandera española por parte del rapero Pablo Hásel durante su concierto en el Festival de Música Urbana Reivindicativa (MUR), celebrado el pasado sábado en Felanitx, ha desatado la polémica. En el evento musical actuaron unos treinta artistas y sus proclamas se centraron en la libertad de expresión por casos como el de Valtònyc, que huyó a Bélgica tras ser condenado a 3 años y medio de prisión por la letra de sus canciones, y en la libertad de los presos políticos condenados por el procés cuya setencia se ha conocido hoy.

"No podemos tolerar el fascismo. Esta bandera no me representa porque representa los intereses de la oligarquía fascista. Muerte al Estado fascista, viva la república popular", manifestó Hásel antes de prender fuego a la bandera entre aplausos del público.



VOX Baleares ya ha anunciado que va a denunciar ante la Fiscalía de Baleares los hechos acontecidos en el MUR Festival al considerar que son constitutivos de delitos de odio y ultraje a España.

El llamado MUR Festival ha sido posible gracias a la cesión de un espacio público del ayuntamiento de Felanitx (con el alcalde de El PI, Jaume Montserrat, al frente del consistorio) y a la subvención de de 12.000 euros del IEB (Instituto de Estudios Baleáricos), dependiente del Gobierno balear presidido por la socialista Francina Armengol, subraya la formación de ultraderecha.

El diputado y portavoz del Grupo Parlamentario de VOX Baleares, Jorge Campos, ha manifestado que "gracias a la colaboración necesaria de las instituciones que han aportado medios y dinero público ha sucedido lo que llevábamos meses denunciando. Consideramos que son responsables de este escarnio así como el promotor del concierto, Mulay Embarek, y el propio Pablo Hásel". Se ha reafirmado que en el caso de que Fiscalía decidiera archivar la denuncia, VOX Baleares presentará una querella.

Estos hechos han sucedido el mismo fin de semana en el que los radicales han asaltado y destrozado el cuartel de la Guardia Civil de la localidad mallorquina de Sineu causando graves destrozos en las instalaciones y en un vehículo de la Benemérita. " En Baleares se siguen los pasos de la Cataluña golpista, incluso con el apoyo y financiación de las instituciones. Vamos a poner todos los recursos legales y políticos para parar el proceso pancatalanista en nuestras Islas que pretende acabar con Baleares, anexionarlas a eso que llaman Países Catalanes y acabar con nuestro país", ha asegurado.

Ante esta situación, el Grupo de VOX en el Parlamento de las Islas Baleares ha registrado dos Propuestas no de Ley para la "ruptura de las relaciones institucionales con el Gobierno de la Generalitat del presidente Joaquim Torra de manera inmediata, hasta que no quede clara la ausencia de vinculación del Sr.Torra con los CDR detenidos y acusados de terrorismo". Tal ruptura debe ser efectiva hasta que Torra "condene de forma explícita todos los actos de violencia de los CDR así como la eventual existencia de una célula terrorista, y manifieste expresamente su aceptación del orden constitucional vigente".

También se ha tramitado una PNL para que el Parlamento de las Islas Baleares solicite a la Unión Europea a que inscriba a los denominados como CDR (Comité para la Defensa de la República), en la lista de organizaciones criminales y terroristas, remitiendo a tal fin expediente con los datos relativos a la investigación judicial seguida por la Audiencia Nacional. De la misma manera se pide suspender cualquier pago y en su caso a revocar y ordenar el reintegro de todo tipo de subvenciones o ayudas públicas que pudieran estar percibiendo de cualquier organismo público autonómico, los denominados CDR o cualquier otra asociación u organización que tenga relación directa o indirecta con la misma.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook