19 de mayo de 2019
19.05.2019
La Opinión de Murcia
Demografía

A los 30 y aún en el nido, los jóvenes españoles son de los últimos en irse de casa en la UE

Mientras que la media europea se sitúa en los 26 años, en España la independización se produce pasados los 29

19.05.2019 | 10:48
A los 30 y aún en el nido, los jóvenes españoles son de los últimos en irse de casa en la UE

Suecia desmonta la media europea con unos tempranos 18 años y medio a la hora de irse de casa

Los jóvenes españoles son de los últimos en irse de casa en toda la Unión Europea, según los últimos datos publicados Eurostat y correspondientes a una media realizada en 2018. En concreto la media sitúa los 29'5 años como la edad media de abandonar 'el nido' en el territorio español, mientras que la media europea se sitúa en los 26'2 años.

Por detrás de nosotros quedan Croacia, Eslovaquia, Malta, Italia y Bulgaria. Por delante, todos los demás, hasta llegar a la asombrosa cifra sueca, el país en el que más pronto se independizan los hijos, que arroja una media asombrosa, los 18 años y medio. Más nos separa de los suecos y su apenas cumplida mayoría de edad a la hora de echar el vuelo que de los croatas, que lo hacen a los 31'8.

Sin embargo, la diferencia entre el PIB pér cápita que nos separa de Suecia y Croacia no explica estos datos por sí mismos. Pues aunque de Suecia y sus 45.900 euros anuales por individuo nos separan 20.000 euros (España cerró el 2018 con 25.900 euros anuales por persona), de Croacia y sus 12.536 euros nos separan unos nada desdeñables 13.364 euros, una cifra que sobrepasa la mínima diferencia establecida en cuanto a la edad a la que los españoles y los croatas dejan su casa.

Entra en juego aquí, por tanto, el factor cultural, ya que los suecos también se diferencian con mucho tanto de la edad media europea para dejar el nido, que recordemos estaba en los 26'2 años, como del segundo puesto de la tabla, que corresponde a Luxemburgo y a sus también tempranos 20 años. Y es que el dinero y las oportunidades laborales no son todo, como demuestra el hecho de que Italia cerrase 2018 con un PIB pér cápita de 29.000 euros anuales, superior al español, y sin embargo sus jóvenes no se independicen hasta los 30'1 años, algo más tarde que los españoles.

Entre géneros también se produce una diferencia reseñable en los datos facilitados por Eurostat, ya que los hombres de entre 24 y 35 años que aún conviven con sus padres en la Unión Europea se sitúa en una media del 35'3% frente al 21'7% de mujeres de la misma edad en la misma situación, una diferencia también bastante reseñable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook