08 de marzo de 2019
08.03.2019
Nosotras Hablamos

Mª Dolores Flores: "La ausencia de mujeres ocupando cargos directivos existe más de lo que pensamos"

La directora gerente del Hospital Perpetuo Socorro apuesta por la igualdad desde casa, combinando la educación con medidas desde las empresas que fomenten la conciliación y la natalidad

08.03.2019 | 08:52
Mª Dolores Flores: "La ausencia de mujeres ocupando cargos directivos existe más de lo que pensamos"

En un sector con una marcada preponderancia de presencia femenina, valora que en la empresa en la que trabaja se premie el esfuerzo y que casi el total de los cargos directivos los ocupen féminas. A pesar de ello, para Mª Dolores Flores, aún queda «un largo camino» hasta conseguir una igualdad de género total.

P ¿Cree que los legisladores y políticos en España han sabido responder a las peticiones sociales que recorrieron España el año pasado? ¿Ha supuesto un punto de inflexión?

R Está claro que no. Por ejemplo, lo podemos comprobar en la conciliación familiar: en la actualidad la llevan a práctica muy pocas empresas, con lo que se perjudica seriamente a la mujer trabajadora.

Tenemos un verdadero problema con la natalidad en España. Las familias hoy en día suelen tener uno o dos hijos, como mucho, y la maternidad condiciona a la mujer a la hora de incorporarse a la vida laboral. Aunque se ha avanzado: el pasado 1 de marzo se aprobó la ampliación de la duración del permiso de paternidad de cinco a ocho semanas, lo que ayuda a que a las mujeres no se les cuestione a la hora de ser contratadas por la posible baja maternal. El empresario empieza a concienciarse.

P Profesionalmente se ha movido por sectores tan variados como los medios de comunicación, el inmobiliario y, ahora, el sanitario. ¿Ve diferencias en el acceso a puestos de responsabilidad entre hombres y mujeres en alguno de ellos? ¿Ha vivido o conoce situaciones de discriminación por razón de género en alguno de sus trabajos?

R En ninguno de mis trabajos he sufrido ningún tipo de discriminación laboral por ser mujer, pero conozco casos cercanos que sí la han padecido. La falta de mujeres ocupando cargos directivos existe en muchísimas más empresas de las que nos pensamos.

P ¿Cómo apuesta el Hospital Perpetuo Socorro por fomentar la igualdad de género?

R Creo que el Hospital Perpetuo Socorro es una excepción en el mundo laboral que actualmente vivimos, pues el 80% de su plantilla es femenina y de las 15 personas que componen el equipo directivo, solo dos son hombres, mientras las 13 restantes son mujeres.

Se hace una fuerte apuesta por la mujer en todos los ámbitos de la empresa, tratamos de conceder el máximo de peticiones a todos los empleados para la conciliación familiar, además de reducción de jornada y excedecias por cuidados de hijos y personas mayores, entre otras ayudas. Todo ello dentro del margen laboral que se nos permite, puesto que estamos al servicio del paciente las 24 horas del día.

Es una empresa donde la promoción interna no está condicionada por el género. Sin ir más lejos, yo entré en la empresa hace cinco años como directora de admisión; después pasé a ser subdirectora de relaciones institucionales. Más tarde me nombraron directora de relaciones institucionales y, desde el pasado junio, soy directora gerente. Conmigo se demuestra que se premia el trabajo y las cualidades profesionales, más allá del género.

P ¿Considera necesaria la puesta en marcha de medidas que fomenten la igualdad de género? ¿Estamos en el buen camino hacia conseguir esa igualdad?

R Por supuesto que sí. La igualdad comienza desde pequeños, con la educación recibida tanto en casa como en el colegio. La normalidad es la mejor educación. Se ha avanzado bastante en muy pocos años, pero aún nos queda un largo camino para conseguir el 100% de la tolerancia en todos los aspectos. Es importante aprender a utilizar, a nivel social, un lenguaje no sexista.

La igualdad entre hombre y mujer se ha acortado pero no lo suficiente. Recuerdo una frase que me parece un fiel reflejo de la actualidad y es la siguiente: «Quieren que tengamos hijos como si no tuviéramos que trabajar, y que trabajemos como si no tuviéramos hijos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook