08 de marzo de 2019
08.03.2019

Diccionario para la reivindicación feminista

Androcentrismo, sororidad, machirulo€ La lucha de las mujeres para que se reconozcan sus derechos ha dado pie a nuevas palabras ante la dominación del pensamiento masculino

07.03.2019 | 21:54
Diccionario para la reivindicación feminista

¿Sabe de verdad lo que es el feminismo? No son mujeres furibundas quemando contenedores. Tampoco odio hacia los hombres. Ni de lejos, lo opuesto al machismo. El feminismo, lo recoge el diccionario de la Real Academia de la Lengua (RAE), es la lucha por la igualdad entre ambos sexos. Y este 8 de marzo, Día de la Mujer, es un buen momento para empezar a abrazarlo.

Con el concepto del movimiento ya claro, aquí un diccionario con los términos para iniciarse en un camino que puede cambiar vidas.

ANDROCENTRISMO

Movimientos feministas definen el androcentrismo como una «miopía» que obliga a ver el mundo siempre desde la perspectiva masculina. Las consecuencias son fatales y afectan a todos los ámbitos. Incluso en el campo de la medicina donde, según los expertos, faltan fondos para investigar enfermedades del aparato reproductor de la mujer. También en la ayuda humanitaria: apenas hay campañas de productos sanitarios para la menstruación.

BODY POSITIVE

La lucha contra la imposición de estereotipos (en mayor medida físicos, pero también sociales) inalcanzables para la mayoría de las mujeres. Como la saturación de figuras esbeltas en la publicidad o la figura de la «superwoman», madre trabajadora siempre sobre tacones, que puede con todo.

COSIFICACIÓN

Hacer de la mujer una cosa, un objeto sexual para el disfrute de los hombres. Es un fenómeno muy presente en los medios de comunicación y la publicidad. Ejemplo gráfico: Maluma en la cama con siete mujeres, durmiendo sobre su pecho desnudo, en el videoclip de Mala mía.

EMPODERAMIENTO

Refuerzo del protagonismo de la mujer en distintos ámbitos. Se refiere tanto al trabajo individual de cada mujer como a los movimientos colectivos.

FEMINAZI

Es un término peyorativo empleado por algunos movimientos (generalmente de ultraderecha) para denostar el activismo que lucha por la igualdad. Vocablo inventado y popularizado por Rush Limbaugh, un locutor de radio y comentarista estadounidense. Es un político conservador con una boca llena de perlas: «El feminismo surgió para permitir a las mujeres poco atractivas un acceso más fácil a la corriente principal de la sociedad», llegó a decir. Y sin sonrojo.

IDEOLOGÍA DE GÉNERO

Término empleado por la Iglesia y la ultraderecha. Hace referencia a un presunto «adoctrinamiento» por parte de los colectivos feministas y LGTBI contra los hombres. Aseguran que esta «ideología de género» puede ser peligrosa para niños y niñas ya que, desde su punto de vista, «fomenta» la homosexualidad. Según esta teoría, los realmente discriminados serían los varones heterosexuales. Paula Marín, psicóloga especializada en igualdad, afirma que «es un término inventado porque decir que están en contra del feminismo y de la igualdad resulta muy fuerte».

HEMBRISMO

El hembrismo es lo opuesto al machismo. La supremacía de las mujeres sobre los hombres. Atendiendo a las teorías feministas, es un término que no se sostiene: no puede existir hembrismo en un sistema eminentemente patriarcal.

MACHIRULO

Un hombre machista que está contento de serlo. Que no se esconde, que presume de testosterona y de privilegios otorgados por su sexo. Es un término peyorativo. Se puede encontrar a un machirulo en cualquier parte, pero su lugar favorito para debatir son las redes sociales.

MANSPLAINING

Neologismo para una vieja costumbre. Cuando un hombre trata a una mujer con condescendencia, cuando le explica con paternalismo. Conjuga las palabras 'man' (hombre) y explaining (explicando). Rebecca Solnit trata en profundidad este fenómeno en su obra «Los hombres me explican cosas». Un conjunto de ensayos mordaces con anécdotas para no perderse: como cuando un hombre le dijo a Rebecca que «un tal Solnit» había escrito una obra brillante sobre el 'mansplaining'. El hombre no sabía que «ese tal Solnit» era la mujer que tenía delante.

MANSPREADING

Cómo sufren las mujeres del mundo el 'manspreading': esa postura sentada de algunos hombres, piernas abiertas a más no poder, en el transporte público. «Qué exageradas», dicen ellos. Como si juntar las rodillas afectara a la capacidad de procrear, rebajara el nivel de testosterona o chafara «la joya de la corona».

MICROMACHISMOS

¿Por qué el camarero pone la cuenta al lado del hombre cuando una pareja termina de cenar? Aquí un ejemplo de micromachismo: comportamientos machistas que, por sutiles y cotidianos, pueden pasar desapercibidos.

PATRIARCADO

Es la distribución desigual del poder entre hombres y mujeres, en la que los varones tienen la supremacía. Simone de Beauvoir lo dijo como nadie: «El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres». Y lo definió ella, que tanto lo sufrió: filósofa existencialista, pionera, escribió «El segundo sexo» en el año 1949. Aún hoy, es una obra considerada «la biblia del feminismo». Pero -ay, angustia de patriarcado-, De Beauvoir es conocida por muchos por ser 'la mujer de Jean Paul Sartre'.

SORORIDAD

Por favor, no confundir con sonoridad. La sororidad es el apoyo entre mujeres, la búsqueda de la unión como revulsivo contra el patriarcado. La ilustradora 'Nagú' (Natalia Gutiérrez) lo define bien en una de sus viñetas: «Apoya a otras mujeres como si fuera el baño de la disco». Que haya buen rollo, aunque no sean las tres de la mañana.

TECHO DE CRISTAL

Es un «techo» que impide que las mujeres accedan a puestos de poder. La dificultad para ascender en el mercado laboral, las trabas para la conciliación y la menor presencia de mujeres en cargos de responsabilidad o en los medios de comunicación como expertas. Es de cristal, por sutil. Nadie lo ve, pero ahí está. Y miles de mujeres se estrellan contra él a diario.

TASA ROSA

Sobrecoste en servicios y productos diseñados especialmente para la mujer. Mejor definición que ir a la compra, imposible: cuchillas para hombre (azules) a 7,50 euros por un pack de 15 unidades, 3,49 euros para cinco cuchillas «cuquis» de mujer (en rosa). Lo mismo ocurre con los desodorantes, champús y perfumes. El término «tasa rosa» se popularizó en España por los altos impuestos de los productos de primera necesidad para las mujeres: compresas y tampones, con un 10 por ciento de IVA. El Gobierno actual lo rebajó al 4 por ciento. De mirar a países como Irlanda, donde estos productos no tienen IVA, nadie ha dicho nada.

VIOLENCIA MACHISTA

Es toda la violencia ejercida contra una mujer por su sexo. La violencia de género es una violencia machista, pero referida al ámbito de la pareja. La violencia doméstica sería el maltrato que sucede en el hogar. Este último es un término no aprobado por el feminismo, ya que no maneja la variable determinante del género. Es decir, la violencia doméstica no contempla los distintos aspectos (la desigualdad, la educación y la cultura, entre otros) que hacen de la violencia machista una lacra social.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook