23 de diciembre de 2018
23.12.2018
La Opinión de Murcia
Consumo

Mercadona dice adiós a los bastoncillos de plástico

Las instituciones de la UE alcanzan un acuerdo para luchar contra la contaminación marina a partir de 2021 -Mercadona se anticipa al vender ya bastoncillos de papel y reducir 16 toneladas de plástico al año

23.12.2018 | 04:00
Los nuevos bastoncillos de papel de Mercadona

Dieciséis toneladas de plástico al año reducirá Mercadona con un objeto tan pequeño como el bastoncillo de algodón para los oídos. La compañía ha sustituido el plástico del palito por papel en su marca Deliplus, que elabora el proveedor especialista Lemoine France, y de la que vende unas 14 unidades por tienda al día. Se adelanta así a las exigencias de la Unión Europea en materia de reducción de residuos y economía circular, que prevé que determinados productos no biodegradables desaparezcan del mercado a partir de 2021. En su memoria de Medio Ambiente 2015-2016, – de carácter bienal–, destacan los 52 millones de euros invertidos en protección ambiental, faceta en la que desde hace años trabaja la firma de Juan Roig con sus interproveedores y proveedores.

Conocidos como los 'asesinos del mar', en las playas europeas se recogen anualmente unos 320.000 kilogramos de bastoncillos, y suponen un 60% de la basura de origen humano que se libera en las aguas residuales, según las cifras que maneja Marine Conservation Society (MCS). Además, necesitan hasta unos 300 años para descomponerse. Su estrecho diámetro – de unos 2 milímetros– hace que atraviesen las depuradoras y las rejillas más estrechas del alcantarillado, filtrándose en ríos y cursos de agua, llegando hasta el mar. De ahí que la UE haya alcanzado un acuerdo esta misma semana para acabar con ellos, algo que ratificará la Eurocámara en 2019, aunque Mercadona ya ha acelerado su sustitución antes del plazo establecido.

Entre los últimos productos de los que también ha eliminado el plástico está la línea de exfoliantes de la marca Deliplus. El interproveedor RNB ha reformulado toda su línea para sustituir las microesferas de plástico por sustancias naturales, como las semillas de uva, sal marina, o sílices, entre otras. Mercadona ya fue pionera con la línea de menaje de limpieza como los cubos, barreños, palos de escoba y fregonas, con plástico proveniente de la renovación de los invernaderos, elaborado en 2010 con el interproveedor SP-Berner. En cuanto lejías y productos de limpieza del hogar, el interproveedor SPB ha incorporado medidas de ecodiseño en sus envases, cambiando el material de algunas referencias de poliestireno a PET, que presenta mejor reciclabilidad y ahorra 100 toneladas de material de envase al año.

Ya en el material de las toallitas WC, elaboradas por Ubesol, se sustituyó en 2017 por un innovador tejido biodegradable y disgregable, hecho enteramente de celulosa que se deshace igual que el papel higiénico normal, evitando que el producto ocasione atascos en los sistemas de saneamiento. Para el desarrollo de este nuevo producto se invirtieron 700.000 euros en investigación y adecuación de la maquinaria, inciden desde Mercadona.

En cuanto a el otro gran enemigo de mares y océanos, las bolsas de plástico, a lo largo de 2019 la cadena de alimentación tiene previsto eliminar las de un solo uso. En 66 de sus establecimientos ya «prueba» con tres opciones alternativas a la tradicional de plástico: papel, plástico reciclado en un 50-70%, o la tradicional cesta de rafia.

De los datos más relevantes de su Memoria 2015-2016, destacan las toneladas de cartón recuperadas entre ambos años (351.000), las recuperadas de plástico y poliexpan (26.700), las de madera (3.370), de otros materiales (381.000) o de pilas (314). En cuanto a la tasa de reciclaje, en 2015 fue de un 73% en el apartado de reciclado/valorización y de un 74% en 2016, mientras que la destrucción se cifra en un 27% y 26% respectivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook