21 de noviembre de 2018
21.11.2018
Campaña

Los jóvenes con inteligencia límite reivindican su valía para trabajar

'Edición Limitada' es la campaña con la que Capacis busca empresas que confíen en ellos

21.11.2018 | 15:02
Imagen de la campaña de la Fundación Capacis.

La inteligencia limitada es una discapacidad que no impide desarrollar capacidades excepcionales. Por muchas dificultades de aprendizaje, comunicación o destrezas sociales que tengan las personas que la padecen, estas tienen derecho a reivindicar su valía para trabajar y su derecho a ser parte activa de la sociedad.

En muchas ocasiones a las personas con Inteligencia límite se les ha confundido con individuos vagos, lentos o incapaces de enfrentarse a las exigencias del entorno como cualquier otro. Pero nada más lejos.

"Las personas con inteligencia límite tienen un cociente intelectual por debajo de la media, les cuesta más aprender o relacionarse. Durante su etapa escolar a muchos de ellos no se les ha detectado y se les han confundido con personas lentas o vagas. La mayoría de ellos han sufrido casos bulling, haciendo que se aislaran en sus casas, sin tener estudios terminados, y por lo tanto, sin oportunidad de acceder al mercado laboral", explican desde la Fundación Capacis, organización sin ánimo de lucro centrada en la integración laboral de jóvenes con inteligencia límite.

Esta fundación junto a AFTHERSHARE.TV, la agencia de Risto Mejide y Marc Ros, han puesto en marcha "Edición Limitada", una campaña centrada en la integración laboral de jóvenes con este tipo de inteligencia.

"Hemos querido buscar la empatía de las empresas y de la sociedad, no solo hablando sin tabúes de la discapacidad, sino también mostrándola a través de los alumnos con un punto reivindicativo y de orgullo. Queremos eliminar los miedos de los empresarios y convencerles de que contar con nuestros alumnos es un privilegio para sus empresas", señalan Fátima de Dolarea y Silvia Sombría, fundadoras de Capacis.

El concepto "Edición Limitada" huye de la afirmación de que este tipo de personas puede desempeñar eficazmente un trabajo a pesar de sus limitaciones, tan recurrente en este tipo de campañas. Lo que se desea es resaltar su diferenciación sin objeciones concesivas, destacando que son personas y profesionales muy válidos por méritos propios y, por lo tanto, capaces de desarrollar capacidades excepcionales que los convierten en destacados profesionales.

En la Fundación están durante 3 cursos. En los 2 primeros, se les completa su formación: mejora de habilidades sociales, comunicación, inglés, informática.. a través de proyectos y de trabajos en equipo. "En el tercer curso comienzan sus prácticas, para entonces ya les conocemos bien y sabemos qué les gusta y dónde pueden encajar. Cada alumno realiza 2 o 3 prácticas de unos 2 o 3 meses cada una y en diferentes empresas y siempre con nuestro punto diferenciador: el empleo con apoyo", explica la Fundación Capacis.

Acompañados de un Preparador Laboral


Los jóvenes en todo momento están acompañados por un Preparador Laboral de la Fundación que, previo al inicio de las prácticas, hace una descripción del puesto, forma al alumno en las tareas a desempeñar y le acompaña durante toda su duración. "Terminadas las prácticas, los que son contratados siguen contando con su preparador laboral y los que no son contratados pasan a los talleres que tenemos por las tardes de 'Búsqueda Activa de Empleo'".

Capacis lamenta que algunas empresas "son recias a contratar perfiles que desconocen". Además, precisa, tampoco conocen el empleo con apoyo "pues son pocas las fundaciones que lo ofrecen".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook