07 de junio de 2018
07.06.2018
Será liberado en un mes

El lince capturado en Cataluña vuelve a Andalucía

La Generalitat descarta una reintroducción en el territorio de esta especie en peligro de extinción

07.06.2018 | 17:41
El lince capturado en el Baix Llobregat.

El lince ibérico capturado en el área metropolitana de Barcelona llevaba "tiempo", entre semanas y meses, en Catalunya, y, después de ser trasladado a un centro de recuperación animal de Granada, volverá a ser liberado a mediados de este mes en Portugal, en Sierra Morena o en el Parque Nacional de Doñana.

Lo han explicado el jefe del Área Regional de Agentes Rurales en Barcelona, Jaume Bosch, y el responsable del proyecto Life Iberlince, Miguel Ángel Simon, en rueda de prensa para dar detalles de la operación de captura del animal en peligro de extinción, que había creado su hábitat entre la Colonia Güell y la montaña.

Después de ser liberado en 2015 en Portugal y nacer en cautividad un año antes en Huelva, el macho --llamado Litio y que Simon ha considerado el "Marco Polo de los linces"-- inició su etapa viajera, que le ha llevado por diferentes paraderos desconocidos para los impulsores del programa, porque el collar de seguimiento se estropeó.

"Pensábamos que lo habíamos perdido", ha explicado Simon, que ha destacado el buen estado de salud del animal, que se alimentaba de conejos de la finca agrícola y se resguardaba en el monte, donde se encontraba a gusto, ha subrayado Bosch.

Ahora, los técnicos tratan de recuperar las coordenadas por las que itineró el ejemplar ibérico, que se cree que podría haber llegado a Catalunya por los Ports de Tortosa, cruzó el Montsant, les Serres de Prades, y una vez en el Baix Llobregat ya no pudo cruzar el eje y, posiblemente, se quedó en la zona, tras encontrar comida.

En las sagas de linces, de vez en cuando aparece alguno muy viajero, y puede recorrer de noche entre 30 y 40 kilómetros entre coordenada y coordenada sobre mapa, lo que sobre el terreno son más kilómetros, ha resaltado Simon.

"Un gato muy grande"

"Llevaba unos meses probablemente, no se puede afirmar 100%, pero llevaba tiempo en la zona porque se le había visto en los municipios vecinos, algún cazador había tenido un encuentro con un supuesto gato muy grande", ha resaltado Bosch.

Para Bosch, esta estancia pone en valor la agricultura en Catalunya, la preservación del territorio para que especies amenazadas hayan podido convivir con otras poblaciones, si bien ha descartado que se pueda estudiar la reintroducción del lince ibérico en Catalunya, porque estos programas se aplican tras años de estudio y colegiadamente con otros territorios.

"Variedad del Ecosistema"

La técnica de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Santa Coloma de Cervelló (Barcelona) --donde se capturó al animal--, Ciara Escoda, ha resaltado que la "variedad del ecosistema" permitía a Litio estar muy tranquilo, porque tenía una zona agrícola de secano con muchos conejos, además de zonas arbustivas donde esconderse y un bosque.

Pruebas de sangre

Sobre el futuro del animal, Simon ha dicho que se decidirá esta semana mientras esperan conocer los resultados de pruebas de sangre para saber si el animal sufría alguna infección.

Hablarán con los técnicos portugueses para ver si lo vuelven a liberar allí, aunque sobre la mesa también hay diferentes opciones como la de llevarlo a Doñana para conseguir un diálogo genético con la zona del Guadiana para lograr una variabilidad genética necesaria.

El responsable del proyecto Life Iberlince ha subrayado que Litio se distinguía por ser "especialmente amigable con las personas" y se ha referido a él como un 'culillo inquieto'.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine