27 de mayo de 2018
27.05.2018
Emprendimiento

Una joven con síndrome de Down triunfa con su marca de bisutería

Carmen Álvarez, de 16 años, ha creado la colección de pulseras y colgantes 'Carmelamola'

27.05.2018 | 17:41
Una joven con síndrome de Down triunfa con su marca de bisutería

Carmen Álvarez Rodríguez tiene 16 años y síndrome de Down. Despierta, sonriente y con buen gusto ha sido capaz de abrir camino hacia el emprendimiento al crear, con el respaldo de su familia, su propia marca de bisutería: Carmelamola.

"Carmelamola es un proyecto de pulseras y colgantes. Me encanta y le dedico tiempo los sábados y los domingos", comenta Carmen en el estudio que emplea en su casa en A Coruña, para un trabajo de moda que ya tiene pedidos de toda España e, incluso, de otros países como Suiza, a pesar de que tiene apenas dos meses de vida.

Confiesa que le gusta la música y es muy presumida, uno de los motivos que la vincula con las joyas que prepara con mimo bajo una lupa, que necesita porque tiene miopía y cataratas. Su madre, que trabaja en la TVG, lleva los collares que hace su hija desde hace tiempo: "Mucha gente me los veía y me preguntaba por ellos, les decía que los hacía mi hija y los querían comprar".

Carmen fue invitada al salón de moda Ecomfashion hace unas semanas y triunfó: "Al público le gustaron los modelos que estaban expuestos sin saber que los hacía ella. Lo que hace, mola, y mola más por todo lo que tiene detrás", indica su padre. Carmen desarrolla sus habilidades con maña mientras "reconoce colores y organiza piezas", en un trabajo "supercompleto" para una adolescente que, de momento, necesita ayuda para algunos remates.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook