En una presentación ante la reunión de la Sociedad de Radiología, los investigadores del Centro Médico Weill Cornell del Hospital Presbiteriano de Nueva York dijeron que la técnica consiste en la inserción de un catéter desde la arteria femoral en la pierna hasta la arteria oftálmica que alimenta al ojo.

A través de ese catéter los oftalmólogos administran una mayor dosis del medicamento melphalan, que se utiliza en la quimioterapia contra el tumor ocular conocido como retinoblastoma.

La técnica ha salvado la vista de algunos niños y hasta restablecido la visión en otros, señalaron. Tradicionalmente el medicamento se aplica por vía intravenosa.

"Ha permitido que muchos niños salven sus ojos y en algunos casos ha restablecido la visión", dijo Pierre Gobin, oftalmólogo del Centro Médico Weill Cornell.

Según los científicos, el retinoblastoma afecta a uno de cada 15.000 niños y se forma cuando las células de la retina comienzan a reproducirse sin control.