El banco, impulsado por la Fundación Fibromialgia y cinco hospitales españoles con unidades especializadas en estos síntomas y que cuenta con el apoyo de la Fundación Genoma España, está ubicado en el Banco Nacional de ADN de la Universidad de Salamanca, pero lo coordinará desde el hospital Clínico de Barcelona el doctor Antonio Collado.

Con esta iniciativa se pretende que todos los investigadores, nacionales e internacionales, puedan estudiar los posibles genes implicados en la predisposición, desarrollo y tratamiento de estas enfermedades, según ha explicado Antonio Collado al presentar este proyecto.

Cinco centros españoles, los hospitales del Mar, Valle de Hebrón y Clínico en Barcelona, el Hospital General de Guadalajara y el Instituto General de Rehabilitación de Madrid, aportarán al banco las muestras de sus pacientes.

El hecho de que haya una predisposición genética a padecer estas patologías, de que el 95% de los pacientes son mujeres y la evidencia de que hay mayor riesgo de padecerlas cuando hay un familiar afectado, justifican, según los expertos, la puesta en marcha de este banco.

También han señalado que con los análisis genéticos se ayudará a descubrir nuevas moléculas como dianas terapéuticas que ataquen la fisiopatología de la enfermedad.

Cuando el Banco esté a pleno rendimiento tendrá unas 4.000 muestras de ADN, plasma y células separadas de la sangre, en lo que será una de las mayores bases de datos en toda Europa.

Además, dispondrá de la información clínica de 2.000 pacientes con estas patologías, mil familiares de estas personas y de otros mil ciudadanos sanos que servirán de control.