En una visita al Parque de Investigación Biomédica de Barcelona, el ministro ha asegurado que los cambios en la Ley de Reproducción Humana Asistida y la Ley de Investigación Biomédica "han puesto a España a la cabeza de las posibilidades de ensayo e investigación en técnicas que son frontera" y que nos permiten ponernos en el mismo grupo en el que están Suecia, Reino Unido y los Países Bajos.

En rueda de prensa ha insistido en que el compromiso legislativo se ha acompañado de un esfuerzo financiero y en que "el Gobierno ha duplicado los fondos públicos de investigación, y desde Sanidad se han multiplicado por cuatro, pasando de menos de cien millones a más de 400 que se aportan a una serie de investigaciones, muchas de las cuales están en Cataluña".

Bernat Soria ha afirmado además que Cataluña compite muy bien en investigación y ha remarcado que coordina el 30% de los centros de investigación biomédica que trabajan en red, lo que quiere decir más de mil investigadores en diferentes áreas de España.

Se ha referido también a la Ley del Tabaco, de la que ha dicho que ha sido una de las más aplaudidas por médicos y cardiólogos, y una buena ley, ya que con ella más de 750.000 fumadores han dejado el hábito de fumar y se han reducido más de un 11% los infartos de miocardio en las zonas en las que se ha aplicado.

Tras insistir en que el Gobierno tiene como principal objetivo que la ley se cumpla, ha criticado el incumplimiento que se hace de ella en comunidades como Valencia o Madrid y ha dicho que "parece surrealista tener que recordar a los gobernantes que la ley se tiene que cumplir".

Ha recordado además que la ley ayuda a que disminuya el consumo de tabaco, que se ha conseguido, pero no las ventas, "porque España se está convirtiendo en el estanco de Europa".

Respecto a la intención del departamento de Salud de la Generalitat de endurecer la aplicación de la ley e impedir que se pueda fumar en establecimientos en los que hay alimentos, ha dicho que "a las CCAA que quieran ir más lejos en el cumplimiento le vamos a dejar hacer, pero todas tienen que cumplir la ley, que tiene unos mínimos establecidos".

Respecto a las inversiones en investigación biomédica en los presupuestos del Estado, ha señalado que el compromiso de Zapatero de duplicar los fondos públicos de investigación se han cumplido, aunque habrá que ser imaginativos en el caso de los fondos privados para alcanzar el objetivo de que el 2% del PIB en 2010 se dedique a la investigación.