La investigación, que publica la revista Nature Medicine, establece que las mutaciones en el gen PTEN -un gen supresor de tumores en el organismo- promueven la aparición de la leucemia y posibilitan al oncogen NOTCH1 que desarrolle resistencia frente a nuevos fármacos.

Las mutaciones en el gen PTEN activan la proteína AKT que favorece el crecimiento del oncogen NOTCH1 y la consiguiente aparición del cáncer.

La identificación del mecanismo mediante el cual el oncogen desarrolla resistencia ante los fármacos aporta nuevos datos para mejorar la efectividad de las terapias contra la leucemia, según los investigadores, del Instituto de Neurociencias (Universidad Miguel Hernández-CSIC).

Los tratamientos antitumorales se encuentran, en muchas ocasiones, con resistencias generadas por el propio organismo que deben ser identificadas para poder ofrecer un tratamiento eficaz contra el cáncer.

Identificar las mutaciones que causan la aparición de resistencia frente a los tratamientos permite sortearlas a la hora de diseñar nuevos fármacos.