Se trata del satélite Intelsat-11 y Horizons-2, de Horizons Satellite, la sociedad que Intelsat tiene con JSAT, según precisó Arianespace en un comunicado.

Esos dos satélites, construidos por Orbital Sciences Corporation, serán llevados a sus respectivas órbitas geoestacionarias por un cohete Ariane-5 desde la base espacial europea de Kurú, en la Guayana francesa.

De unas 2,5 toneladas, Intelsat-11 suministrará servicios de televisión en directo y de transmisión de datos para toda América Latina.

Con una masa de 2.350 kilos, Horizons-2 estará equipado con veinte repetidores de alta potencia en banda Ku y de una potencia eléctrica de 3,5 kilovatios, lo que le permitirá suministrar vídeo digital y televisión de alta definición para Estados Unidos, Caribe y una parte de Canadá.