El manifiesto que suscriben las organizaciones convocantes del Congreso proclama que "preocupa que no preocupe el medio ambiente en la medida que demanda, reclama y exige la situación" del Planeta, provocada por la acción del hombre sobre el medio ambiente con efectos globales negativos y que "va a tener graves consecuencias en los próximos decenios".

Esta octava edición del CONAMA centra sus actividades en ocho políticas o acciones generales: agua; cambio climático; desarrollo rural y conservación de la naturaleza; energía; residuos y contaminación; infraestructura y transporte; economía sostenible; y sociedad y políticas de actuación.

Además, con el objetivo de mantener el aire limpio durante el Congreso, la Fundación CONAMA ha firmado un acuerdo con la Fundación ECODES por el que se compromete con el Proyecto CeroCO2 para compensar las emisiones producidas en el marco del Congreso poniendo a disposición de los participantes la posibilidad de compensar sus emisiones, bien a modo institucional o empresarial, bien a título personal.

La compensación de emisiones se realiza a través de la participación de proyectos de desarrollo limpio que generan una reducción neta de CO2, y no sólo se consigue disminuir la concentración de carbono, sino también favorecer el desarrollo sostenible en los países del Sur a través de la transferencia de tecnología.

Otra forma de practicar la sostenibilidad con ocasión del CONAMA se ofrece mediante el préstamo y servicio de aparcamiento de bicicletas en el propio Palacio de Congresos, donde se celebra el evento, así como mediante la recogida de basura selectiva, la potenciación de material reutilizable y la disminución del uso del papel, el uso de papel reciclado o el acceso a nuevas tecnologías.

En torno al agua se debatirán la gestión de humedales, recursos hídricos, sequía, restauración o nuevas tecnologías; también se analizarán los recientes mecanismos de reducción de emisiones y la implantación de planes, programas y legislación que contribuyen a la lucha contra el calentamiento del Planeta.

El desarrollo rural y la conservación de la naturaleza se discutirán desde los puntos de vista de la despoblación, el futuro del sector agrario y los nuevos modelos de turismo; en tanto que las energías renovables, la tecnología nuclear, los residuos radiactivos y los biocombustibles serán guiones básicos del debate sobre modelos energéticos.

Legislación, planes y programas municipales, modelos de gestión, participación ciudadana, residuos urbanos y contaminación son problemas que se abordarán en el marco de CONAMA, al igual que la movilidad, infraestructuras y sostenibilidad, planificación tecnologías futuras, transporte de mercancías y alternativas de combustible.

Expertos y asistentes tendrán ocasión de estudiar aspectos de la economía ambiental, políticas y planes empresariales de sostenibilidad, memorias y legislación de economía sostenible, así como la participación de la educación, la información y la participación ciudadana en estos temas.

Los ocho grandes temas de CONAMA 8 se abordarán en 118 actividades con ocho diferentes fórmulas: reflexiones, mesas redondas, jornadas técnicas, grupos de trabajo, salas dinámicas, comunicaciones técnicas, exposiciones y sesiones plenarias.