PSICOLOGÍA

La menopausia también puede afectar a la salud mental (y esto debes hacer para mejorar los síntomas)

La menopausia no solamente produce síntomas como sofocos o sudoración, también alteraciones en el ánimo que afectan a una de cada tres mujeres

Los sofocos, uno de los síntomas más molestos de la menopausia: ¿Cómo combatirlos en verano?

La menopausia también puede afectar a la salud mental (y esto debes hacer para mejorar los síntomas)

La menopausia también puede afectar a la salud mental (y esto debes hacer para mejorar los síntomas) / Freepik

La menopausia y la perimenopausia, que puede empezar incluso entre 8 y 10 años antes de la última menstruación, pueden ser entendidas de manera positiva como un cambio vital necesario.

Se trata de una etapa de “liberación”, de mayor libertad en el que las mujeres no tendrán que preocuparse por el dolor menstrual o por un embarazo no deseado, pero en muchas ocasiones se entiende con una connotación negativa.

Como explica a ‘Guías de Salud’ la doctora Ruth Arenas, psiquiatra, sexóloga y psicoterapeuta EMDR (terapia de desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares), la menopausia se asocia al “envejecimiento, a la pérdida de identidad como mujer o a una alteración importante de la autoimagen”.

El “declive hormonal” que se produce no solamente produce síntomas como sofocos o sudoración, también provoca alteraciones en el ánimo que afectan a una de cada tres mujeres. 

De los 45 a los 55 años es la etapa de la vida con mayor riesgo de suicidio en la mujer

Y como resalta la especialista:

  • “En esta fase puede producirse un empeoramiento o recaída en cuadros depresivos previos, y en muchas mujeres que no han sufrido nunca depresión, empezar con ella en la menopausia. No olvidemos que de los 45 a los 55 años es la etapa de la vida con mayor riesgo de suicidio en la mujer”.
Los sofocos son el síntoma de menopausia que más condiciona el día a día de las mujeres.

Los sofocos son el síntoma de menopausia que más condiciona el día a día de las mujeres. / Freepik

Cómo afecta la menopausia a la mujer

Esto siempre depende de los recursos emocionales previos de la mujer.

La doctora Arenas subraya que:

  • "Se produce un cambio de imagen
  • Una redistribución de la grasa corporal
  • En algunas, una pérdida de densidad en el pelo
  • Más sequedad en la piel
  • Más manchas
  • Dificultades en las relaciones sexuales...

Todo esto altera la autoimagen”.

Y añade la doctora que si su autoconcepto depende mucho de este tipo de factores, evidentemente, se verá afectado.

"Por desgracia, vivimos en un entorno social en el que la sexualización del cuerpo de la mujer está normalizada y se vive como si, al finalizar su etapa fértil, perdiese valor como mujer”.

Pero, por supuesto, no afecta a todas las mujeres por igual. Ni en el aspecto meramente físico, ni en el emocional.

  • “Hay mujeres que experimentan síntomas vasomotores muy incapacitantes, mientras que otras apenas perciben ninguno”.
  • “Algunas tienen muy pocos efectos genitales y otras desarrollan mayor atrofia vaginal, incontinencias urinarias y prolapsos (órgano pélvico desciende hacia el exterior).
  • Algunas tienen más síntomas depresivos y ansiosos que otras, etc.”

Y la doctora nos da algunos datos clave que demuestran que a la hora de enfrentarse a síntomas de menopausia hay que individualizar. Tanto que un 20% de las mujeres no presentan síntomas y un 20% los tienen severos.

Una correcta alimentación y beber suficiente agua, puede reducir la intensidad de los sofocos en verano.

Una correcta alimentación y beber suficiente agua, puede reducir la intensidad de los sofocos / eugene barmin

Los cambios son “normales” en la menopausia, pero hay que intervenir

Y es que, que sea “normal” no significa que no haya que actuar en los trastornos del ánimo que ocurren durante la menopausia. 

La doctora Ruth Arenas, que es CEO de su propia clínica, señala que también es “normal” que hombres mayores de 45 años tengan algún grado de hipertrofia de próstata y a “nadie se le ocurre no recetarles fármacos que le permitan orinar” y mejorar su calidad de vida.

Durante este periodo en la mujer, son habituales los síntomas de:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Alteraciones del sueño, que empeoran a su vez la sintomatología anímica
  • Cambios de humor

“Si la mujer ha tenido trastornos depresivos antes, es más probable que ocurran también durante la menopausia, pero también aparecen en pacientes que nunca los han presentado. En el momento en el que surge un trastorno de ánimo no podemos justificarnos que es normal para no tratarlo adecuadamente”.

También se produce una mayor sensibilidad al dolor. “Se perciben más dolores musculares y articulares. En muchas pacientes, cuando pongo un tratamiento hormonal sustitutivo, esos dolores pueden mejorar”.

Con la menopausia desaparecen también los incovenientes de tener la regla.

Con la menopausia desaparecen también los incovenientes de tener la regla. / FREEPIK

Líbido en la menopausia: las relaciones sexuales después de la regla

Todos estos síntomas tan habituales durante la menopausia tienen consecuencias en las relaciones sexuales. Durante esta fase, la mujer enfrenta cambios: su carácter y su ánimo pueden alterarse. 

hay tratamientos farmacológicos que ayudan con los síntomas asociados al suelo pélvico, y las mujeres deben saberlo para poder hablarlo

Pero también “puede cambiar nuestra sexualidad con un menor deseo, más sequedad vaginal, molestias a la hora de tener relaciones con penetración, etc. Una pareja sana se adaptará. Puede que la intimidad se vuelva más erótica y menos genital”

Por eso, la psicóloga y sexóloga resalta que “puedo centrarme menos en el coito... Y algunas parejas lo pueden llevar muy mal. Por supuesto, hay tratamientos farmacológicos que ayudan con los síntomas asociados al suelo pélvico, y las mujeres deben saberlo para poder hablarlo con su médico”.

Y hablar puede ayudar a “calmar” los efectos de la menopausia.

“Hablar en público con mujeres que lo vayan a pasar, con hombres que acompañan a quienes lo pasan, con los hijos…

Los síntomas de la menopausia pueden tratarse para mejorar y pedir ayuda a nuestro médico. Y adoptar hábitos de autocuidado, porque la mujer siempre ha sido cuidadora de los demás y se ha olvidado de sus propias necesidades”.