Especial de fertilidad

Quedarme embarazada: no sin mi fisio

El Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Región de Murcia recomienda que acudir a un fisioterapeuta puede ser la pieza que falte para conseguir un embarazo

Mujer embarazada en una sesión de fisioterapia. |  | L.O.

Mujer embarazada en una sesión de fisioterapia. | | L.O.

La Opinión

La Opinión

Cuando hablamos de problemas de fertilidad todos sabemos que las causas pueden ser muchas y muy diversas.

Pensamos en causas biológicas, de alimentación e incluso psicológicas pero tan importante como éstas son las causas estructurales que pueden afectar al funcionamiento de nuestro aparato reproductor y es ahí donde el fisioterapeuta entra en escena para ayudarnos a corregir esos desequilibrios que tienen un alto impacto en el éxito de nuestra búsqueda de la concepción.

¿Qué puede hacer un fisioterapeuta para ayudarme a quedarme embarazada?

La posición del útero respecto a los ovarios o la pelvis puede dificultar la implantación del óvulo recién fecundado y ésta es una cuestión que a menudo se pasa por alto en los procesos de búsqueda de un embarazo. No solo eso, sino que cuestiones como prolapsos, vaginitis u otras afecciones del suelo pélvico también pueden influir negativamente y sin embargo, son tratamientos conocidos en el ámbito de la fisioterapia de suelo pélvico que pueden resolverse con el tratamiento adecuado.

¿Cómo puedo saber si mi útero está en mala posición y cómo lo corrijo?

En la valoración que realizará tu fisioterapeuta notará si tu útero está en buena posición o, por el contrario, está en retroversión, es decir, inclinado hacia atrás respecto a la pelvis. Esto influye negativamente ya que dificulta la llegada de los espermatozoides a su encuentro con el óvulo y, por tanto, disminuye las opciones de fecundación.

Mediante una maniobra manual se puede recolocar el útero en la posición adecuada y trabajar las posibles adherencias que estén dificultando la misma. Una vez recolocado, debería poder quedarse en buena posición, pero a veces son necesarias más sesiones si, por ejemplo, se tenía así desde hace años o hay retracciones que tiran hacia la posición incorrecta.

¿Qué hay de cierto en que la acupuntura puede ayudar en la concepción?

Hay puntos que favorecen el flujo de energía relacionado con la concepción, pero el enfoque del fisioterapeuta ha de ser global y por tanto incluir en el tratamiento otras técnicas y el abordaje de otras cuestiones como la posición del útero o el trabajo de gestión de fuerzas.

¿A qué fisio tengo que dirigirme y en qué puede ayudarme?

Será un o una fisioterapeuta especializada en suelo pélvico la que te valorará y te propondrá el mejor tratamiento según la fase en la que te encuentres, ya que el abordaje es diferente si hablamos de fertilidad, de embarazo o de posparto.

Como ya hemos dicho, la posición del útero, adherencias, vaginismo o hipertonía son cuestiones que pueden dificultar las relaciones sexuales y la concepción y ahí el fisio puede ayudarte mucho con técnicas que recoloquen pero también mejorando el trofismo y la circulación de la zona, reduciendo adherencias, mediante técnicas de estiramiento o de masaje perineal. Utilizar adecuadamente técnicas especializadas de electroterapia como la electroestimulación o la diatermia es fundamental.

Durante el embarazo te ayudará a minimizar el efecto del peso del bebé sobre tu suelo pélvico evitando así que la debilidad o la falta de fuerza puedan tener consecuencias inmediatas como hemorroides, incontinencia urinaria o fecal.

El trabajo de fuerza no se refiere solo al suelo pélvico sino que un adecuado trabajo del core y de los transversos ayudará a disminuir el riesgo de sufrir diástasis abdominal y, de cara al parto, saber gestionar presiones y trabajar la propiocepción de tus músculos, que estén fuertes pero bien integrados, te ayudará a que el pujo sea efectivo y a ganar la confianza necesaria para participar de forma activa y segura en tu parto, ayudando a que sea lo más natural posible y reduciendo la necesidad de una episiotomía o que se produzca un desgarro.

Si ya he dado a luz, ¿puede ayudarme el fisio a recuperarme?

Por supuesto, aunque no es muy conocido, el papel de la fisioterapia en este momento es muy importante.

Por un lado, puede tratar las consecuencias físicas del parto como la cicatriz de la episiotomía, para que no quede dolorosa, adherida o molesta en las relaciones sexuales. Ayuda en la recuperación de un desgarro, problemas en el coxis y es determinante en la reducción de la diástasis abdominal. También te indicará qué ejercicios puedes hacer para ayudar a tu útero a que vuelva a una posición correcta con ejercicios que eviten la presión en el suelo pélvico en ese momento, los famosos hipopresivos, e incluso puede enseñarte a portear adecuadamente a tu bebé para que el peso no recaiga sobre la zona.

Además, en la vuelta a la normalidad tras un parto, no hay que olvidar las primeras relaciones sexuales y ahí los consejos de tu fisioterapeuta te ayudarán a que éstas no sean traumáticas, por miedo al dolor.

Más sobre el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Región de Murcia