En otoño y en primavera, cuando el clima es variable, se agradece el uso de un chubasquero o de alguna prenda de ropa impermeable. Algunas son tan cómodas y calentitas como para acostumbrarnos a usarlas como prenda de abrigo de diario, sin saber que el uso continuado puede tener efectos nocivos para tu salud o para la de tus futuros hijos. Los efectos adversos del uso de estas prendas pueden ir desde irritaciones de la piel hasta alteraciones hormonales.

La química de los impermeables: qué son los PFAS

Las prendas impermeables se suelen confeccionar con fibras sintéticas, causantes de irritaciones en la piel en personas especialmente sensibles. Aunque más peligrosos son los compuestos químicos que consiguen que una tela nos proteja por completo de la lluvia y de cualquier salpicadura de agua en las zonas que tapa.

A estos compuestos se les conoce como PFAS, siglas de compuestos perfluoroalquilados, y están presentes en muchas cosas, no solo en nuestra ropa, desde alfombras hasta ciertos embalares que protegen algunos alimentos.

Sin embargo, son sustancias volátiles que vamos respirando poco a poco sin darnos cuenta, por no hablar de que también con capaces de difundir a través de la piel y pasar al torrente sanguíneo, por suerte en cantidades muy pequeñas.

De ahí la prohibición de uso de algunos de estos PFAS en la Comunidad Europea, de los más peligrosos, aunque en países como China no existe esa prohibición.

Los problemas derivados del contacto continuado con PFAS son de tipo hormonal, siendo algunos sospechosos de ser agentes cancerígenos si el contacto es continuado y prolongado en el tiempo (años). Más preocupante es cómo afectan a los fetos cuando la madre embarazada tiene o ha tenido mucha exposición a estos agentes químicos: bajo peso al nacer y problemas del sistema inmunológico y de la glándula tiroides.

No se trata de prescindir del uso de un impermeable o de renegar de los alimentos envasados, sino de leer las etiquetas para elegir aquellas prendas de ropa conformes a la normativa europea y, si es posible, utilizarlas solo en los días con amenaza de lluvias.