Las fantasías sexuales se han ganado un puesto privilegiado en la vida sexual en pareja, y es que la imaginación y las relaciones íntimas casan de maravilla. No importa el lugar, el momento o si van acompañadas de juguetes eróticos; una fantasía sexual aporta ese extra que las relaciones sexuales necesitan de vez en cuando, un ‘calentón’ que se deja disfrutar más aún durante el verano, una época propicia para hacer realidad nuestros pensamientos más tórridos.

Esas situaciones sexuales que nos gustaría vivir, o al menos imaginar, son representadas en nuestras mentes por fantasías sexuales que nos alejan de nuestra rutina del día a día y nos provocan excitación. Y es que fantasear es una de las actividades más eróticas que podemos disfrutar, una extensión de la sexualidad dentro de nuestra imaginación. Más allá de las repercusiones de la realidad y los tabús, todo está permitido en el mundo de la fantasía. Nuestra sexualidad e imaginación no tienen límites.

Fantasear es una de las actividades más eróticas que podemos disfrutar

Las fantasías sexuales pueden ser muy beneficiosas y funcionar como un estímulo para conocer nuestros propios deseos y ayudar a mejorar las relaciones íntimas, siempre y cuando sean consensuadas entre la pareja.

Las fantasías sexuales son universales. Aunque, generalmente, hombres y mujeres tenemos más en común de lo que se podría pensar, sí encontramos algunas diferencias en el modo en el que fantaseamos sobre sexo. Las mujeres solemos hacer más uso de la imaginación y enriquecer las imágenes de forma más detallada. No solo nos centramos en el aspecto visual, sino que además introducimos elementos más sensoriales como el olfato y el tacto. LELO, especializada en el bienestar sexual, ha preguntado a diferentes mujeres por sus fantasías sexuales más repetidas, y esto es lo que nos han contado. ¿Echas en falta alguna de ellas?

¿Cuáles son las fantasías sexuales más comunes de las mujeres murcianas?

1. Sexo con un completo desconocido

Tener un encuentro sexual desenfrenado con una persona desconocida a la que jamás volveremos a ver es una de las fantasías que más habitualmente se nos pasan a las mujeres por la cabeza. Misterio, miedo, morbo… El sexo con alguien diferente a nuestra pareja nos permite adoptar otro papel distinto al habitual, lo que resulta muy estimulante. Sexo sin ataduras ni juicios, una combinación perfecta de placer a la que difícilmente podemos decir que no. Al menos en nuestra imaginación.

2. Sexo por control remoto

El ‘Teledidonic’ ha ido ganando presencia en el imaginario sexual de las mujeres. El sexo a través de juguetes eróticos controlados por control remoto se ha convertido en una de las fantasías más fáciles de cumplir. Para ello, LELO aconseja probar TIANI™ DUO, el mejor vibrador para usar en pareja, cuyos motores dobles funcionan de forma simultánea para ofrecer una estimulación intensa por fuera y por dentro. Su brazo interno, más delgado, vibra y simula los principales puntos de placer de la vagina que llegan hasta el pene durante la penetración. La parte exterior del brazo, al mismo tiempo, estimula el clítoris para ofrecer el máximo placer mientras envía agradables ondas de vibración hacia el pene.

TIANI™ DUO, el mejor vibrador para usar en pareja

TIANI™ DUO, el mejor vibrador para usar en pareja

Placentero y potente, el mando a distancia de este pequeño vibrador permite seleccionar la intensidad y alcanzar orgasmos sincronizados, al controlar las vibraciones mientras se hace el amor.

Murcia, una de las comunidades donde más sexo se practica. Según la encuesta realizada por Lubets, los murcianos mantienen relaciones sexuales 2,6 veces a la semana

3. Tres no son multitud

El trío sigue siendo una de las fantasías sexuales preferidas tanto de mujeres como hombres, un clásico imbatible. Sea cual sea la orientación sexual, lo importante es pasarlo bien con otras dos personas y dejarse llevar.

El puesto más alto en el ranking de los tríos más deseados lo ocupa la combinación mujer-hombre-mujer

Existen combinaciones para todos los gustos, y aunque una de las fantasías más recurrentes en la mente de la mujer es disfrutar de dos hombres dedicados a satisfacer todos sus deseos, el puesto más alto en el ranking de los tríos más deseados lo ocupa la combinación mujer-hombre-mujer. Y es que las mujeres son más abiertas de mente que los hombres a la hora de explorar los caminos de la bisexualidad, y el trío es una oportunidad idónea para ello.

4. Dominación y sumisión

Cumplir deseos, recibir órdenes, disponer de una persona a nuestra completa disposición… las fantasías en las que imaginamos ser dominadas o dominar son unas de las más estimulantes y eróticas. Y aunque a mucha gente todavía le avergüence admitirlo, también de las más recurrentes. Afortunadamente, este tipo de prácticas sexuales están cada vez más aceptadas, y siempre que exista consentimiento y consenso entre ambas partes, suelen ofrecer grandes momentos de diversión y placer.

Si lo que te gusta es rendirte y dejar que tu pareja asuma el control, tienes que probar IDA™ Wave, el nuevo masajeador doble de LELO con mando a distancia que estimula en punto G y el clítoris simultáneamente, con el que experimentarás una auténtica experiencia ‘sin manos’ mientras disfrutas de los orgasmos más intensos.

IDA™ Wave

Otro clásico de este tipo de fantasía de dominación y poder es la relación maestro/alumno y la diferencia de edad. Resulta muy sensual tener relaciones sexuales con alguien más joven e ingenuo, con todo que aprender y a quien poder enseñarla, o incluso aprender nosotras mismas de alguien experimentado y más mayor.

5.Sexo en lugares públicos

En las relaciones sexuales, no solo importa el con quién, sino también el dónde. La cama ya está muy vista. ¿Por qué no atreverse y soñar con hacerlo en algún sitio un poco más especial? Las fantasías en playas paradisíacas dejándose llevar por el ritmo de las olas se repiten y, el sexo en el agua, el lugar más deseado.

Sin embargo, el “aquí te pillo aquí te mato” y la urgencia del deseo se imponen a veces al romanticismo. La fantasía se traslada a lugares menos idílicos, aunque más accesibles. Portales con poca iluminación, ascensores, la mesa del despacho de la oficina, aparcamientos, cines, probadores de ropa, baños públicos de restaurantes, aviones o trenes. Cualquier sitio vale para escapar de la rutina del dormitorio. El único requisito para hacerlo más excitante es que sea un lugar público en el que exista cierto riesgo de ser visto o descubierto por otros.

ENIGMA™ Cruise

Y es que las situaciones con un punto de aventura y peligro provocan un aumento de la dopamina, un neurotransmisor que procesa los estados de emoción positiva. Es por eso que últimamente muchas mujeres se suman a la fantasía del amor propio en lugares públicos, añadiendo algún juguete sexual para hacerlo todo más excitante y, quizás, ser descubiertas muriendo de placer mientras alcanzan orgasmos dobles con ENIGMA™ Cruise, el masajeador sónico capaz de estimular suavemente y de manera simultánea del clítoris y el punto G.

Hay fantasías sexuales para todos los gustos y colores, algunas de ellas más fantasiosas, y otras perfectamente realizables. La mayoría son mucho más comunes de lo que podríamos pensar, y todas tienen algo en común: escapar de la monotonía. Y es que dar rienda suelta a tus deseos más íntimos y ardientes le pondrá mucho más picante a tus relaciones sexuales. Disfruta de un verano cargado de fantasías dejando volar tu imaginación… ¡seguro que puedes hacer realidad alguna de ellas!