17 de diciembre de 2019
17.12.2019
La Opinión de Murcia
Vuelta al mundo

La Gran Muralla China, el muro más largo

17.12.2019 | 04:00
La Gran Muralla China, el muro más largo

La Gran Muralla China se extiende por más de 8.000 kilómetros a través del norte de China. El primer emperador de China, Qin Shi Huang, comenzó a construir el muro en el siglo III a.C. Esta es una de las estructuras más grandes jamás construidas por el hombre. Los antiguos chinos construyeron el muro para protegerse de los ejércitos invasores. Actualmente es una atracción turística y es considerada símbolo de China.

Los trabajadores construyeron varios muros diferentes en el norte de China y el sur de Mongolia a partir del año 600 a.C. Algunas de las paredes están paralelas entre sí. La muralla fue construida para ayudar a mantener alejados a los invasores del norte, como los mongoles. El primer emperador de China, Qin Shi Huang, decidió que quería un único muro gigante para proteger las fronteras del norte, por eso ordenó que se construyera un solo muro fuerte con miles de torres de vigilancia.

La Gran Muralla original la empezó la dinastía Qin y las siguientes dinastías continuaron trabajando en ella. Más tarde, la dinastía Ming reconstruyó el muro. Gran parte de la Gran Muralla que conocemos hoy en día, fue construida por la dinastía Ming. El muro fue construido por campesinos, esclavos, criminales y otras personas que el emperador decidió castigar. Los soldados participaron en la construcción del muro y en la dirección de los trabajadores. Se estima que millones de personas trabajaron en la muralla en el transcurso de más de 1.000 años. Algunos científicos piensan que hasta 1 millón de personas murieron mientras construían el muro. Las personas que construyeron el muro no fueron tratadas de buena manera, muchas personas simplemente fueron enterradas debajo de la muralla cuando murieron.

En general, la muralla se construyó con cualquier recurso que estuviera disponible cerca. Al principio, la muralla fue levantada con tierra compacta rodeada de piedras. Posteriormente, la gran parte del muro construida por la dinastía Ming fue hecha con ladrillos. La Gran Muralla tenía una serie de torres de vigilancia y fuertes que podían albergar soldados, granos y armas.

Las torres podían permitir el paso de mensajes rápidamente a lo largo del muro. Se desarrollaron armas especiales para permitir la defensa eficiente del muro, réplicas de las cuales actualmente se exhiben en la Gran Muralla. ¡Se cree que en un momento hubo 1 millón de soldados situados a lo largo del muro!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook