04 de diciembre de 2019
04.12.2019
Vuelta al mundo

Viajar con niños: El atomium, el símbolo de Bélgica

Ofrece un sinfín de actividades para los más pequeños

04.12.2019 | 18:00
Viajar con niños: El atomium, el símbolo de Bélgica

El Atomium es el símbolo universal de Bruselas y de Bélgica, una hazaña única en la historia de la arquitectura. Es uno de los edificios más visitados y más populares de la capital de Europa. Fue construido para la Exposición Universal de 1958, y basa su estructura en un modelo de un cristal de hierro ampliado en 165 mil millones en su forma primaria.

Caminar a través de sus tubos y esferas es una experiencia única y maravillosa, y sin duda, se ha convertido en una visita obligada si decidimos viajar a Bruselas. El Atomium alberga una exposición permanente sobre su historia y también exposiciones temporales para un público amplio que van variando sobre temas de ciencias, diseño o sociedad. La esfera es un mirador con vistas únicas y espectaculares sobre la ciudad. Y cuenta con un restaurante panorámico que está abierto todos los días hasta las 23.00 horas. El Atomium por la noche, iluminado, adquiere otra dimensión.

Los mayores fans del Atomium son los niños y por eso ofrece un sinfín de actividades para ellos, incluso una esfera especial dedicada a los más pequeños.

Les fascina este monumento tan especial con su arquitectura única y sus largas escaleras mecánicas con luces de colores. El ascensor, con techo de cristal, se dirige hasta lo más alto y, desde ahí, se puede ver la Esfera de los Niños y sus numerosas actividades.

La creación de la esfera de los niños fue el resultado del deseo del Atomium de crear un proyecto educativo basado en las características del edificio, así como en su historia y su valor simbólico. El proyecto invita a los niños a pasar una noche en el Atomium, para admirar la vista panorámica de Bruselas y sacar el máximo provecho de su visita al descubrir otras partes simbólicas de Bruselas.

La idea se basa en el concepto de que las ciudades juegan un papel importante en la sociedad actual. La comprensión de este entorno es clave para la integración y desarrollo de los niños.

Este plan consiste en que un grupo de niños y sus acompañantes llegan al Atomium para pasar allí la noche. Hay película nocturna y se incluyen las comidas y las instalaciones. Los niños duermen en grupos pequeños de 3 a 4 máximo en las mini esferas, que se llaman también de forma poética, gotas o moléculas de lluvia, y que han sido diseñadas por la artista española Alicia Framis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook