26 de noviembre de 2019
26.11.2019
Vuelta al mundo

Viajar con niños: El Taj Mahal, dedicado al amor

26.11.2019 | 08:30
Viajar con niños: El Taj Mahal, dedicado al amor

El Taj Mahal o «Palacio de la Corona» es un complejo de edificios construido durante los años 1631 y 1654 en Agra, en la India, en las orillas del río Yamuna.

El Taj Mahal fue construido gracias al emperador musulmán Shah Jahan, de la dinastía mogol, en honor a su esposa favorita, Arjumand Bano Bagum o mejor conocida como Mumtaz Mahal, que murió mientras tenía a su hijo número 14 y se cree que más de 20.000 obreros participaron en su construcción.

Esta construcción se considera una de las más bellas de la arquitectura mogola, ésta combina elementos de la arquitectura islámica, persa, india y turca; pero destaca primordialmente gracias a la naturaleza romántica que hizo que fuera construida, razón por la cual es en la actualidad uno de los más importantes destinos turísticos en la India.

Fue así como el emperador, muy triste por su muerte, empezó inmediatamente la construcción del Taj Mahal como un regalo que daría a su esposa después de muerta; todos los detalles con los cuales se encuentra adornado el edificio hacen gala de su estilo romántico y hace también alarde a una estética maravillosa.

Durante el año 1656 y a poco tiempo de terminar la obra, el emperador Sha Jahan se enfermó, de tal manera que su hijo Sha Shuja se declaró a sí mismo emperador en Bengala, mientras que su hijo Murad se declaró así mismo emperador en Guyarat.
De este modo Sha Jahan, al encontrarse tan enfermo, se rindió ante los ataques de sus hijos. Fue así como su hijo Aurangzeb le permitió al emperador seguir con vida aun bajo arresto domiciliario, dicho arresto fue cumplido por el emperador en el fuerte de Agra, muy cercano al Taj Mahal.

La leyenda cuenta que el emperador pasó lo que quedaba de su vida mirando por la ventana la belleza del Taj Mahal; después de muerto en el año 1666, el emperador fue enterrado por su hijo Aurangzeb en el mausoleo construido al lado de su esposa.

Dicho mausoleo fue el único elemento con el cual se rompió de alguna manera la armonía arquitectónica del edificio, se dice también que tras terminar el Taj Mahal el emperador hizo que a quienes trabajaron en él, se les cortara las manos para asegurarse de este modo que jamás fuera construida alguna igual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook