Agente amigo

Educando en consciencia

EDuCANDO EN  CONSCIENCIA

EDuCANDO EN CONSCIENCIA / Víctor J. Navarro

Víctor J. Navarro

En el pasaje de Los Roses de Cartagena tenemos una escuela que aunque es pequeña tiene mucho corazón, ya que proporciona a sus pocos alumnos a través de las actividades que realizan conectar con el mundo natural dentro de un modelo basado en la educación integral de los peques.

Hablamos de la Bee Escuela Consciente, que a través de las exploraciones diarias del espacio, los animales y las provocaciones al juego, atraen la curiosidad natural de los niños que forman parte del proyecto de enseñanza, donde su desarrollo se nutre a través del movimiento alegre, el trabajo con un propósito, la actividad sensorial creativa, el juego, la historia, el canto y el cuidado amoroso en medio de la belleza y la paz del espacio.

Todos los niños desarrollan coraje, confianza y una profunda conexión con el mundo natural que llevarán con ellos por el resto de su vida, acompañando para el desarrollo educativo desde la disciplina positiva y aprendiendo a comunicarse con los más bebés con baby sign Language, un método de comunicación de señas que permite a los bebés desde los seis meses a comunicar sus necesidades sin necesidad de llorar.

Si los niños son el futuro, a través de las enseñanzas transmitidas en esta escuela se intentan inculcar la importancia que supone el transmitir valores positivos y de respeto hacia el mundo en el que vivimos, trabajando a diario en proyectos que defienden estos valores, como el caso de las siete erres

En esta colmena de niños, llamada cariñosamente, se intenta poner consciencia en cada paso que dan sus abejitas para que sientan respeto, confianza y amor que a través del profesorado se deposita cada día, sabiendo de sobra que todas las horas invertidas explorando, jugando, plantando, regando y observando el entorno son el mayor regalo que les puede ofrecer para tener una naturaleza y una infancia sana y feliz.

Esta escuela desarrolla la disciplina positiva en todos los aspectos educativos, realizando todas sus actividades en exterior, salvo que las inclemencias meteorológicas lo impidan, algo que permite mucho mas que los peques convivan con ella, aprenden de ella, la observen, exploren, descubran y trabajen en ella yendo y respetando sus ritmos.

Por ello la concienciación sobre el respeto al medio ambiente es vital, y en Bee Escuela Consciente lo tienen claro, trabajando a diario sobre las siete erres, que son rediseñar, reducir, reutilizar, reparar, renovar, recuperar y reciclar. Todas ellas son una suma de acciones que podemos hacer como ciudadanos para respetar el medio ambiente y participar en la economía circular.