12 de enero de 2021
12.01.2021
La Opinión de Murcia
Actualidad

El colegio perfecto

Un 47 por ciento de los padres destaca que el centro de enseñanza ideal es aquel que asume la educación como un proyecto compartido entre padres y colegio

12.01.2021 | 04:00
El colegio perfecto

El 60% de las familias con hijos consideran que los colegios «se están deshumanizando» y que, en general, solo se encargan de la transmisión de conocimientos teóricos, según concluye el 'Barómetro Schoenstatt Educación, humanización y futuro 2020', elaborado por el Colegio Nuestra Señora de Schoenstatt de Madrid y por el Instituto de investigación Sondea.

El estudio, basado una encuesta realizada a 2.004 personas, tiene como objetivo conocer la opinión de los padres y madres españoles sobre la educación en los colegios, qué valores deberían resaltar, así como qué aspectos tienen en cuenta a la hora de elegir el centro docente de sus hijos.

Un 47,41% destaca que el colegio perfecto es aquel que asume la educación como un proyecto compartido entre padres y colegio.

Modelo educativo

Con diferencia, la característica que más peso tiene en la elección de un colegio es el modelo educativo (30,47%), seguida de la cercanía al domicilio (18,21%) o las instalaciones (16,42%).

También han opinado sobre cómo sería para ellos el profesor perfecto. Así, la característica más relevante en un profesor para los padres españoles es su capacidad para provocar el aprendizaje en los alumnos (76,95%), seguido de su compromiso con la motivación de cada uno (72,70%) o la capacidad para identificar sus necesidades (72,60%).

Casi por unanimidad, los encuestados reclaman una serie de cambios. Por ejemplo, el 92,91% facilitaría la conciliación de las familias para que los padres puedan ejercer su papel en la educación y el 92,71% reclama que la educación avance al ritmo de los cambios sociales y no se queden atrás.

Además, un 92,12% de los encuestados exige que las leyes educativas sean diseñadas con una visión a largo plazo y en base al aprendizaje de los alumnos y no a la ideología.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook