17 de noviembre de 2020
17.11.2020
La Opinión de Murcia
Psicología infantil

Control de la ira en niños de 5 a 8 años

17.11.2020 | 04:00
Control de la ira en niños de 5 a 8 años

Los niños de tres años ya pueden comenzar a mostrar problemas de enfado, pero no es hasta después de los 5 años cuando los niños son capaces de aprender a controlar su enfado mediante técnicas de calma. Un niño que tiene entre 5 y 8 años tendrá edad suficiente para saber que la ira es una emoción normal y absolutamente natural, pero que no debe usarse para lastimar a otras personas ni tampoco a uno mismo.
Los maestros y los padres pueden trabajar junto con los niños para encontrar técnicas que ayuden a calmar a los niños y hacer que se sientan más en control de sus emociones.

Descanso emocional
Enseñar a los niños a que sean capaces de tomar un descanso emocional cuando comiencen a estar enfadados o molestos es la mayor estrategia que deben aprender. A diferencia del tiempo de espera necesario para los niños en edad preescolar, un tiempo de espera para un niño en edad escolar puede significar unos minutos para recuperarse, practicar ejercicios de respiración profunda y pensar en lo que le está enfadado. 
Es una forma valiosa de demostrarle a tu hijo que no es un esclavo de su ira, y que puede evitarlo o resolverlo en un momento de tranquilidad. Los niños serán capaces de entender cuál es el motivo de su enfado y saber qué hacer en un momento determinado.

Cómo se siente
Cuando un niño se enfada, una técnica de afrontamiento ideal es que busque a un adulto con quien hablar. Un padre, maestro o amigo puede ayudarle a validar sus sentimientos de ira y enseñarle acerca de una mejor comunicación para que pueda contarle a otros niños sus sentimientos. Los niños necesitan un tiempo de comunicación regular todos los días con un adulto de confianza donde puedan expresarse libremente.

Imágenes
Para los niños de tan solo 5 años, las emociones pueden ser difíciles de entender. Lo que se siente como enfado para un niño de 5 o 6 años en realidad puede ser temor o confusión. Dale a tu hijo un juego de tarjetas de emociones que enumeran una variedad de emociones, además de imágenes que demuestran esas emociones para los niños más pequeños que aún no pueden leer lo entiendan también. Después, cuando se sienta enfadado, invita a tu hijo a elegir una tarjeta de emociones para que sepa lo que realmente siente. A continuación puedes hablar sobre por qué siente la emoción y cómo remediar la situación.

No te enfades
Si bien un niño de 5 a 8 años puede no entender de inmediato sus propios sentimientos de ira, podrá reconocerlos fácilmente en uno de sus personajes favoritos. Las historias fáciles de leer sobre el enfado pueden ayudar a tu hijo a ver a un personaje favorito que se enfrenta a los mismos sentimientos de enfadado que él, y aprender cómo lo manejó el personaje. 

Resolución de problemas
Muestra a tu hijo la importancia de la resolución de conflictos y también la resolución de problemas. Entre los 5 y los 8 años, tu hijo tiene la edad suficiente para entender la diferencia entre una situación de ganar-ganar, una situación de ganar-perder y una situación de perder-perder. Habla con tu hijo sobre cómo encontrar mejores soluciones a su enfado, como hablar con la persona que siente que lo está molestando y resolver el conflicto para que ambos estén contentos con los resultados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook