13 de octubre de 2020
13.10.2020
La Opinión de Murcia
Psicología Infantil

Cómo abordar la ansiedad del escolar

13.10.2020 | 04:00
Cómo abordar la ansiedad del escolar

Tras tratar la semana pasada de cómo detectar la ansiedad en los alumnos, a continuación se dan unas pautas de los expertos de cómo abordar este problema en los escolares:

- Tener presente que la adolescencia es un periodo en el que las emociones se amplifican, luego debemos calcular cómo las cosas que le pasan a nuestros alumnos pueden llegar a afectarles, no desde nuestro punto de vista, sino desde el suyo.
- Estimular una toma de decisiones racional por parte de nuestros alumnos adolescentes.
- Las experiencias de vividas en el pasado, 'vacunan' a los alumnos frente a la depresión. Un chico que ya haya pasado por dificultades sociales, probablemente superará mejor una pelea con sus amigos que otro chico que jamás ha tenido esa experiencia. Debemos proporcionar a nuestros alumnos experiencias de todo tipo, recordándoles que ya han pasado por situaciones problemáticas anteriormente y fueron capaces de superarlas.
- Es aconsejable trasmitir a los alumnos la visión de un mundo seguro.
- No es conveniente exigir a los alumnos por encima de sus capacidades, en especial si no sabemos realmente de qué son capaces. Por ello son tan importantes las evaluaciones previas.
- Tratar de impedir la evitación. Debemos conseguir un clima de afrontamiento y de superación constructiva de los miedos. Nuestros alumnos deben estar convencidos de que existe una forma eficaz de superar cualquier miedo y que lo peor que se puede hacer es no afrontar las situaciones que le causan temor o nerviosismo.
- Vigilar las alteraciones en el sueño y en la alimentación. Es conveniente preguntar con frecuencia sobre sus hábitos, de una forma natural, sincera, abierta y espontánea.
- Crear un clima agradable en clase, donde nuestros alumnos se sientan valorados. Los expertos coinciden en que el sentido del humor es muy aconsejable para los trastornos basados en la ansiedad y el miedo.
- Crear en el aula un clima de saludable comunicación, afrontando los conflictos en cuanto surjan, haciendo partícipes a nuestros alumnos del proceso de toma de decisiones y escuchando con atención sus opiniones.

Conclusiones


En definitiva debemos recordar que los trastornos emocionales son problemas que pueden tener consecuencias graves para el desarrollo adecuado de nuestros alumnos, además de poder constituir una oportunidad para el desarrollo de otro tipo de problemas de conducta (adicciones, alteración de los hábitos de alimentación, cambio en la manera de relacionarse con los demás, etc).

Se trata por tanto de trabajar no sólo a corto plazo (para la óptima convivencia en el aula) sino también a medio y largo plazo.
Los estudios llevados a cabo por el psicólogo Luis Lozano (Lozano, 2006) con una muestra de 2.000 alumnos asturianos de entre 7 y 25 años, revelan que el 20 %, es decir 2 de cada 10 alumnos de Educación Primaria presentan trastornos aislados de ansiedad o depresión y el 10 % un claro trastorno ansioso o trastorno depresivo. Del total, el 25% mostraba algún pensamiento de inutilidad y el 11% alcanzaba puntuaciones preocupantes en este aspecto.

Aunque existen unos síntomas generales y una forma de actuación básica para ayudar, cada alumno es diferente, por ello es muy importante solicitar el apoyo de los psicopedagogos del Departamento de Orientación en cuanto se presente alguno de estos trastornos o simplemente creamos que es posible que estén sucediendo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook