06 de octubre de 2020
06.10.2020
La Opinión de Murcia
Agente Amigo

El hombre de la capucha

El papel de los padres debe de ser primordial a la hora de educar y concienciar a sus hijos sobre el uso correcto de las nuevas tecnologías

06.10.2020 | 04:00
El hombre de la capucha

No es la primera ocasión que aprovecho estas líneas para escribir sobre retos y 'challenges' que se vuelven virales a través de las redes sociales entre los más jóvenes y que, en muchas ocasiones, debido a su peligrosidad, son causa de accidentes gravísimos y a veces incluso causan la muerte.

Los jóvenes intentan imitar las nuevas tendencias y modas, cuya mayor proeza es la de grabar estos 'challenges' y a su vez darle difusión a través de las redes sociales para enmarcar el logro realizado.

Seguramente, si hablo de 'La Ballena Azul', 'Momo' o 'El rompecráneos', a todos les resultarán bastantes familiares, ya que son conocidos por su relación directa con la muerte de jóvenes debido a sus retos peligrosísimos.

Recientemente la prensa se ha hecho eco de un nuevo caso de suicidio en Italia de un niño de 10 años, donde todo apunta a que el pequeño acabó con su vida por culpa de un nuevo juego de las redes sociales denominado 'Jonathan Galindo', o también conocido como 'El hombre de la capucha' o 'Goofy humano'.

Este novedoso y peligroso juego, similar al que todos conocemos recientemente como 'Momo', trata de un hombre con capucha negra que tiene la apariencia del personaje de Disney 'Goofy', y que pide 'amistad' en distintas redes sociales a perfiles de niños y jóvenes a los que desafía a realizar retos muy peligrosos.

Aunque para algunos jóvenes parezca bastante divertido y gracioso este reto, además de suponer un riesgo para la seguridad, como he comentado anteriormente, puede llevar consigo una desgracia para la víctima. Es por ello que el papel de los padres debe de ser primordial a la hora de educar y concienciar a sus hijos sobre el uso correcto de las nuevas tecnologías.

Sin duda, los jóvenes abusan de las redes sociales, realizando todo tipo de acciones que hacen que se sientan desinhibidos al intentar demostrar que no se quedan atrás en las nuevas tendencias y que están a la moda, aún pasando por alto su derecho a la intimidad y corriendo un grave riesgo para su integridad física y psíquica.

Afortunadamente, en España esta tendencia no ha registrado ningún tipo de incidente, aunque vuelvo a insistir sobre la importancia que supone que los padres hablen con sus hijos sobre los riesgos que conllevan estas modas y tendencias, ya que estos retos suelen tener mucha aceptación entre jóvenes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook