29 de noviembre de 2019
29.11.2019
Educando más y mejor

Úrsula Perona: "En la educación gritar o castigar pronto deja de funcionar"

La psicóloga afirma que los niños de ahora están tan sobreprotegidos y tienen tanto control que no les permitimos el aprendizaje natural

29.11.2019 | 23:35
La psicóloga y divulgadora Úrsula Perona

Úrsula Perona es psicóloga y divulgadora. Hoy, 30 de noviembre, participará en Murcia en el evento de la PequeOpi 'Educando más y mejor', donde hablará sobre 'Educar sin gritos'.

Perona se especializó en psicología infanto juvenil y se decantó por esta carrera por su vocación de ayuda al otro. Úrsula se define como «una persona sensible y empática, y no puedo evitar conmoverme cuando alguien sufre o lo pasa mal, y mi movimiento natural es tratar de ayudarlo». Otro de los motivos por lo que estudió psicología «es porque he tenido una vida complicada, con bastantes problemas y situaciones difíciles, y he vivido la enfermedad mental desde cerca».

El hecho de optar por la psicología infantil fue «obviamente porque me gustan mucho los niños. Me gusta su inocencia, su espontaneidad, su ternura€y lo frágiles y necesitados de apoyo, camino y guía que están. Me gusta mucho estar con niños, hablar, que me cuenten sus cosas, jugar con ellos€me interesan sus pequeños mundos, sus emociones y su manera tan genuina y pura de pensar. Y me encanta lo divertidos que son».

«Un niño que sufre se convierte en un adulto roto. Si puedo, de alguna manera, contribuir a que eso no suceda, me doy por satisfecha», afirma Úrsula.

Esta psicóloga comenta que «yo no tengo todas las respuestas, ni sé más que los demás. Tengo exactamente los mismos problemas que el resto de personas. Pero los psicólogos tenemos herramientas que ayudan en el proceso de cambio de las personas, les ayudan a conseguir sus objetivos y lograr el bienestar emocional».

¿Cuáles son los errores más frecuentes que cometen los padres en la educación de sus hijos?
La sobreprotección y el miedo a poner límites.

¿Y los maestros?
Los maestros, quizá no tomar suficientemente en serio o no saber cómo gestionar el bullying.

Con los niños actuales, ¿sigue funcionando el método de premio y castigo?
El premio y castigo es el más simple de los recursos educativos que tenemos, funciona si se usa selectivamente, pero si lo usamos para todo, crea un efecto de habituación y deja de ser eficaz. Tenemos que ser mucho más creativos, los padres debemos disponer de un cesto lleno de herramientas educativas y usar unas u otras en función del momento o del objetivo que queramos lograr.

Afirma que en casa hay que poner a los niños unos límites y unas normas claras. ¿Qué podemos hacer cuando un niño no quiere cumplirlas?
Pues echar mano de otras estrategias, porque lo de dar órdenes, gritar o castigar pronto deja de funcionar.

¿Y si el niño recurre a la violencia verbal o física? ¿Cómo pueden abordar los padres esta situación?
Esa situación hay que abordarla desde el principio. NO permitirla nunca, ni cuando son pequeñines. Poner un límite claro de que eso no se va a tolerar. El problema es que a veces cuando son pequeñines les permitimos eso, y cuando nos damos cuenta, la conducta está instaurada ya y es mucho más difícil de cambiar.

Se suele decir que actualmente los niños están muy consentidos y tienen muy poca tolerancia a la frustración. ¿Cómo se puede trabajar este problema?
Permitiéndoles vivir. Los niños de ahora están tan sobreprotegidos, tienen tanta supervisión y control, que no les permitimos el aprendizaje natural. Y por otro lado, les evitamos cualquier tipo de sufrimiento, como si frustrarse un poco, no tener todo lo que desean o posponer sus deseos fuera malo. Y al contrario, es un aprendizaje para la vida.

¿Es malo regañar a los niños continuamente y casi por todo?
Sin duda. Es aburrido, ineficaz, y crea un efecto plano en el niño. Es mejor ser selectivos, centrarnos en lo importante, y darnos cuenta de que no todo lo tiene que aprender el niño hoy.

¿En qué consiste la técnica de la tortuga?
Es una estrategia de autocontrol que se les explica a los niños para ayudarles a regular su conducta. Se trata de un cuento que explica como "contar hasta diez" y esperar antes de actuar, hace que nuestras emociones se calmen y por tanto nuestra respuesta o conducta sea mejor ( menos impulsiva, violenta, etc.)

¿Cómo debemos tratar al niño que se siente agredido o acosado en el colegio por compañeros?
Mostrando apoyo y comprensión, llevándole al psicólogo si lo consideramos necesario, y por supuesto comunicándolo al colegio.

El 'bullying' o acoso escolar está aumentando con las nuevas tecnologías y las redes sociales. ¿Cuál es la edad razonable para que un niño disponga de teléfono móvil propio?
Creo que nunca antes de los 12, y sin redes sociales hasta los 15 o 16€Aunque eso es ir a contracorriente y es muy complicado de conseguir. Y por supuesto sin contraseña y con supervisión constante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook