Opinión | Tribuna política

Virginia Martínez

Hamás, responsable de la tragedia del pueblo Palestino

Socialismo e islamismo son dos facciones aliadas entre sí: fanáticas, antioccidentales y totalitarias

Militantes de la brigada de Al Qasam, el brazo armado de Hamás.

Militantes de la brigada de Al Qasam, el brazo armado de Hamás. / EFE/Mohamed Saber

Lo que pasó el 7 de octubre de 2023 a manos de Hamás fueron los actos de terrorismo más salvajes y atroces contra el pueblo judío que hayamos visto desde el Holocausto perpetrado por el Partido Nacional Socialista Obrero Alemán.

En el más puro antisemitismo del Partido Socialista Obrero Español, en mayo nos presentaron en la Asamblea Regional una moción en contra del pueblo de Israel y de su legitimidad para existir, condenando a las fuerzas de defensa de Israel; pidiéndoles, que con un alto el fuego dejaran de combatir a los que masacraron a más de 1.200 personas, hirieron a más de 6.000, raptaron a 250 hombres, mujeres, niños y ancianos, de los que todavía están en cautiverio 116, todo ello sin una sola condena al terrorismo de Hamás.

En su moción, se olvidaban de las mujeres salvajemente violadas por múltiples terroristas, a las que se paseó por la calle con los pantalones manchados de sangre. Se olvidaban también de los bebés degollados en sus cunas o de las mujeres embarazadas a las que, en vida, les rajaron el abdomen para arrancarles del vientre a sus hijos. Cualquiera podría pensar que para el Partido Socialista 1.300 personas masacradas en Israel son una simple anécdota, comparada con los 150 millones de seres humanos que se han asesinado en todo el mundo en nombre del socialismo y bajo diversos tiranos, desde Stalin a Pol Pot o Mao.

En su moción, acusaban a Israel de ataques indiscriminados, pero los ataques indiscriminados los han realizado los terroristas de Hamás contra el pueblo israelí y el pueblo palestino rehén de este grupo terrorista.

También acusaban a Israel de utilizar el hambre como arma de guerra, pero quienes utilizan el hambre como arma de guerra contra la población civil palestina son los terroristas de Hamás.

4.600 millones de euros fueron enviados a Gaza en los últimos años por la Unión Europea en concepto de ayuda humanitaria, millones que los terroristas de Hamás han empleado en la compra y fabricación de armas y explosivos, y en la construcción de más de 100 kilómetros de túneles. Hasta las tuberías de agua potable fueron desmontadas para convertirlas en lanzacohetes, por lo que, si hay alguien responsable de la tragedia del pueblo palestino, es el terrorismo de Hamás.

Terroristas que utilizan a su población de escudos humanos en los bombardeos, instalando sus cuarteles generales y almacenando arsenales en hospitales, colegios y edificios de viviendas, provocando así el mayor daño posible a su propio pueblo, creando mártires para su lucha y narrativa para la guerra de propaganda que los socialistas del mundo ayudan a divulgar, justificando las atrocidades de estos terroristas antioccidentales y convirtiéndose así en cómplices de su odio antisemita.

Acusar a las Fuerzas de Defensa de Israel de atacar objetivos civiles es la guerra de propaganda que la izquierda hace encantada para sus amigos, los terroristas islamistas. Una izquierda que siempre está con la mentira, el engaño, la opresión y el terror.

Socialismo e islamismo son dos facciones aliadas entre sí: fanáticas, antioccidentales y totalitarias.

Israel es la única democracia liberal en la región, actuando como dique de contención del terrorismo yihadista, amenazada día y noche por el fanatismo islamista de Irán y sus grupos terroristas que tienen como único objetivo aniquilar las democracias occidentales. Allí viven dos millones de árabes con los mismos derechos y libertades que gozan los israelíes; por el contrario, en Gaza no se permite a ningún judío entrar en su territorio. Los únicos judíos ahora mismo en esta ciudad son los que han sido raptados por los terroristas de Hamás.

No estamos presenciando un conflicto entre Israel y Palestina, sino una guerra entre la democracia y el totalitarismo, entre la libertad y la aniquilación total del pueblo judío. La izquierda ya se ha posicionado a favor del terrorismo, y mientras ellos atacan la verdad y manipulan la historia, nosotros estaremos al frente defendiendo el derecho a existir del pueblo judío y la civilización occidental.

Suscríbete para seguir leyendo