Opinión | La Feliz Gobernación

Una derecha para rato

Las alas que empieza a desplegar López Miras para prescindir de Vox pueden verse recortadas por obra y gracia del aguafiestas Alvise

López Miras y Antelo se dan la mano, el pasado miércoles en la Asamblea Regional.

López Miras y Antelo se dan la mano, el pasado miércoles en la Asamblea Regional. / Iván J. Urquízar

No ha transcurrido un año desde que se constituyó el Gobierno de coalición PP/Vox y el primero ya ha arrebatado un diputado a su socio, según el Baremo de Verano del Cemop. La transferencia en el espectro de la derecha funciona a favor del PP, al que solo le faltaría un escaño para alcanzar la mayoría absoluta.

En cuanto a la izquierda, el PSOE permanece inamovible en cuando a la materialización de sus votos en escaños, aunque se aprecia un leve repunte a costa de Podemos, que salvaría su segunda plaza por los pelos.

Lo anterior significa a efectos prácticos que la balanza izquierda-derecha en la Región permanece inamovible, pues los cambios, apenas significativos, se producen por intercambio interno entre las dos esferas ideológicas. La izquierda sigue tocando suelo mientras el juego está en la derecha.

La incógnita no se refiere a la perspectiva de cambio sino a si el PP conseguirá su hegemonía o se verá obligado a mantener acuerdos de Gobierno con su ala derecha. 

La encuesta no refleja el fenómeno Alvise, emergido en las europeas, pero los analistas del Cemop advierten de que habrá que contar seriamente con él en próximos muestreos, y que muy probablemente afectará al actual reparto de los dos grupos de la derecha. De esto se puede deducir que las alas que empieza a desplegar López Miras para prescindir de Vox pueden verse recortadas por obra y gracia del aguafiestas

Un mensaje para el presidente: los encuestados sitúan como problema de la Región a su Gobierno (6%), por encima del Ejecutivo nacional (4,2%), lo que puede interpretarse como que su política de confrontación con Pedro Sánchez apenas es percibida como prioritaria.

La vida sigue igual en la Región en cuanto a la distribución de la representatividad política. Lo relevante es que la izquierda queda muy lejos de constituirse en alternativa, lo que en buena lógica debería estimularla a indagar en nuevas fórmulas para distinguirse en la oposición. Pero allá ella, oye.

Suscríbete para seguir leyendo