Opinión | Tribuna Libre

Ángel Martínez

No a Barlomar, sí a El Gorguel como motor para el desarrollo regional

Murcia se encuentra en una encrucijada para salir de la actual situación en que se encuentra desde hace muchos años, y la llave es Cartagena y el nuevo puerto de El Gorguel

El Gorguel.

El Gorguel. / Iván Urquízar / LMU

La aportación de los servicios a la venta en la estructura productiva de la Región de Murcia en comparación con la media nacional es, según la Contabilidad Regional de España, de 6,20 puntos, un diferencial negativo que se viene agradando y que condiciona el crecimiento de la productividad y el acercamiento a la media nacional, reafirmando la necesidad de poner en valor todas las ventajas comparativas con las que cuenta la Región en logística, turismo y, singularmente, en los servicios avanzados y en la industria.

El pasado 14 de junio, este diario de la Opinión de Murcia realizaba un debate sobre El Gorguel en Cartagena, con la intervención de empresarios, políticos y ecologistas, para debatir sobre la viabilidad del nuevo puerto de El Gorguel. La portada de este diario abría con la fotografía de la mesa de ponentes, y en las páginas interiores recogía todas las intervenciones, las de los ponentes y las del vicepresidente de la Región, el vicepresidente de la Autoridad portuaria y de Salvador García-Ayllón, que cerraba la jornada.

Entre las principales conclusiones quedaba patente que no hay alternativa a El Gorguel y que Barlomar no responde a las necesidades de la Región, y debe ser retirado y centrados todos los esfuerzos en alcanzar los acuerdos necesarios para hacer realidad El Gorguel, dada su trascendencia para impulsar la actividad productiva, singularmente en la Industria y los servicios. Además, su realización suma con los puertos de Valencia y Algeciras y conformará a España en una posición de ventaja como puerta de entrada a la Unión Europea por el sur, así como que conllevará que los espacios que hoy ocupa el milenario puerto de San Pedro/Santa Lucía queden para el uso y disfrute de los ciudadanos.

El potencial de creación de empleo del nuevo puerto de El Gorguel para ‘container’, según todos los informes, supondría entre 30.000 y 50.000 empleos, a lo que hay que sumar el desarrollo de la Zona Logística Portuaria, que conllevaría un importante número de nuevos empleos, tanto directos como por la incorporación de nuevas empresas y actividades tanto industriales, como singularmente en los servicios.

Pero es que, además, la puesta en marcha de El Gorguel puede conllevar la creación de un área de ensamble (el incremento de los costes de transporte está llevando a que los equipos, en vez de montados, vengan desmontados, y una vez descargados del barco se proceda al montaje), lo que permitiría la implantación de nuevas empresas industriales y de servicios, así como un muy importante desarrollo del transporte ferroviario para su puesta en destino en la Unión Europea.

La Región no necesita Barlomar, ni como ampliación al actual puerto de Escombreras para graneles, ni mucho menos como puerto mixto, graneles y mercancías. Lo que la Región precisa desde hace muchos años es sacar el puerto de la ciudad y hacer realidad el nuevo puerto de El Gorguel para contenedores y aprovechar su estratégica situación en el Mediterráneo, lo que conllevará un impulso decisivo al desarrollo industrial y de los servicios, creando empleo y riqueza.

La creciente presencia de megabuques en el transporte transoceánico de contenedores es una nueva realidad que se conforma en una clara oportunidad para el nuevo puerto de El Gorguel, que contará con un calado de 22 metros, lo que le permitirá el atraque de estos grandes portacontenedores, una realidad que se suma a su estratégica situación en la fachada mediterránea, lo que permitirá que los productos y/o equipos puedan llegar a los países del centro y norte de Europa dos o tres días antes que si continuaran viaje hasta atracar en los puertos del norte.

El Puerto de El Gorguel, con una capacidad para 3,5 millones de contenedores al año, suma con los puertos de Valencia y Algeciras y conforma a España como la puerta de entrada por el sur a la Unión Europea frente a los puertos del norte, y, singularmente, por ferrocarril, lo que hará posible el Corredor Mediterráneo con su realización conforme al proyecto inicial apoyado por Ferrmed, corredor que, como todos saben, sigue parado en Monforte.

El puerto de El Gorguel está recogido por el Ministerio de Fomento en el ‘Plan de Acción 3.3, principales medidas de la línea Estratégica III’, al igual que en los presupuestos generales del Estado en 2010 y 2011.

Es, por tanto, más prioritario que nunca un gran acuerdo regional reafirmando su necesidad y demandar al Gobierno de España que declare de interés nacional el nuevo puerto de El Gorguel, para que la Unión Europea, previa la realización de las compensaciones medioambientales que procedan, pueda autorizar su realización, dado que el nuevo puerto de El Gorguel es el principal activo para la transformación de la estructura productiva y la creación de empleo y una oportunidad para España en su configuración como puerta de entrada a Europa.

La Región de Murcia se encuentra en una encrucijada para salir de la actual situación en la que se encuentra desde hace muchos años, y la llave para romper esta situación es Cartagena y el nuevo puerto de El Gorguel. Desconocer esta realidad es no querer conocer la situación estratégica de la Región en el Mediterráneo y la fundamentalidad de esta infraestructura para la creación de empleo y el impulso a los servicios en la estructura productiva regional.

Suscríbete para seguir leyendo