No os perdáis este delicioso pastel de queso con manzanas al horno. De textura tan suave y cremosa que se ha convertido en uno de mis favoritos. Las manzanas horneadas en su interior son la sorpresa que da a esta tarta la categoría de soberbia. La decoramos con almendra laminada y un poquito de mermelada de fruta roja. Placer para el paladar en grado máximo. 

Ingredientes

2 medias manzanas Golden, 3 huevos XL, 550g de queso crema, 185 g de azúcar, zumo y ralladura de 1 limón, 35 g de sémola de trigo.

Para decorar: un poquito de mermelada de fruta roja y almendras laminadas.

Preparación

1. Batimos huevos y azúcar hasta que se vea una mezcla blanquecina y esponjosa.

2. Agregamos el queso crema y batimos hasta obtener una crema sin grumitos.

3. Añadimos el zumo, ralladura de limón y la sémola de trigo mezclando bien.

4. Partimos las manzanas y las colocamos en la base de un molde redondo.

5. Encima vertemos la crema de queso y metemos al horno precalentado a 180 grados durante 45 - 50 minutos.

6. Retiramos y dejamos templar el pastel dentro de su molde antes de desmoldarlo.

7. Se desmolda dándole la vuelta para que las manzanas.

8. Decoramos poniendo un poquito de mermelada en cada manzana y repartiendo a nuestro gusto la almendra laminada.