Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Jaime Ferrán

Poco nos pasa

Jaime Ferrán

Las opciones de Patricia

Patricia Fernández, en un acto del PP de Archena.

Se le ha complicado la legislatura a Patricia Fernández, alcaldesa de Archena, aunque no en su pueblo, donde reina desde hace muchos años con mayoría absoluta. Tal vez ese fue su problema, que es una mujer de retos y, si todo es muy fácil, se aburre y va a por más.

Para presidir la Comunidad, antes hay que ponerse al frente del PP. Se vio con ganas, apoyada y, además, con una fuerza que, supongo, creería que le faltaba al presidente popular, Fernando López Miras.

No voy a demonizar la ambición. Eso se lo dejo a sus compañeros de partido, que solo la critican cuando la tiene una mujer. Las ‘ansias de poder’ que nunca criticaron a Casado ni a Teodoro cuando se enfrentaron a Soraya Sáenz de Santamaría; tampoco a José María Aznar cuando rivalizó con Antonio Hernández Mancha.

Tuvo que sentarle como un tiro cuando desde Génova no le dieron el visto bueno a que se presentara como aspirante para presidir el PPRM. Democracia popular, por sus similitudes con la del régimen chino, será.

Cuando eso pasó, tuvo dos opciones: plegarse o enfrentarse. Al final, creyó coger el camino de en medio al pactar, supuestamente, una candidatura de unidad con el líder del partido. Tan poco se fiaba que terminó acudiendo a un notario para que diera fe del acuerdo, no firmado pero sí comentado, en una conversación de WhatsApp. Como temía, no se cumplió.

¿Y ahora, qué?

1. Puede aceptar el puesto menor en la ejecutiva del PP, donde apenas hay gente de su cuerda, y cruzar los dedos para que la metan en las listas de 2023 o en un futuro Gobierno autonómico sin amigos.

2. Rechazar la oferta y quedarse en su feudo del Valle de Ricote con la esperanza de volver a sacar mayoría absoluta el año que viene.

3. Dar un portazo en el PP y salir de allí cagando leches, llamando a la puerta de alguna otra formación de derechas o regionalista de la Región. Lo complejo, en este punto, sería convencer a alguna de estas formaciones de que la dejen entrar… Patricia Fernández se iría para pelear de tú a tú con López Miras.

4. Crear su propio sello. Conviene recordar que Somos Región lo intentó en 2019 y, a pesar de que tenían a Garre y de que contaban, supuestamente, con el apoyo de los agricultores, se quedaron fuera de la Asamblea. ¿Tanto tirón tiene la alcaldesa de Archena como para no convertirse en un nuevo bluf?

4. Redescubrir su amor por la Odontología y dedicarse a tiempo completo a su clínica dental. Un ‘ahí os quedáis’ de toda la vida.

Yo, por mi parte, brindo por quedarme siempre en un entorno en donde no tenga que echar mano de un notario para defenderme de las puñaladas ajenas.

Compartir el artículo

stats