Kiosco

La Opinión de Murcia

Alba Marqués

Charlas de bar

Alba Marqués

De cervezas por Murcia con... Ibai Llanos

Ilustración de Javier Balsalobre Orenes.

Afronto este segundo encuentro con más nervios que el anterior. No todos los días se reúne una con el actual presidente moral de España, la risa contagiosa de Internet, Ibai Llanos Garatea. El alcalde de Murcia le ofreció ser pregonero de la Feria de Septiembre el año pasado, el Real Murcia avivó la llama de una posible compra del club por parte del streamer, Carlos Alcaraz se le insinuó hace poco para participar en la próxima Velada de boxeo, y, según él mismo ha contado, varios integrantes del equipo con el que trabaja en su día a día detrás de las cámaras son murcianos. Tenía que traerlo hasta aquí, aunque fuera en mi cabeza.

Quiero que se empape bien del ambiente del centro de la ciudad y que vea la Catedral iluminada de noche, así que lo cito en Los Zagales; así de paso que pruebe la empanadilla con ensaladilla. Mi intención es que se sienta cómodo y relajado porque hay una cuestión sobre él que me gustaría tratar.

Con las cañas como aliadas, para que baje las defensas arranco la charla con videojuegos. Un poquito de Fall Guys, Among Us, menos de Fornite y LOL que no los controlo tanto y el regreso de Tortillaland que se avecina. Luego unas risas a costa de Tacaños Extremos, Óscar de La Capital y añoramos juntos las cajas misteriosas (lo siento para los que esté hablando en chino).

Ilustración de Javier Balsalobre Orenes.

Ya lo tengo en el bolsillo, es el momento de plantear la incógnita. Es el streamer más famoso de España, joven (27 años), millonario, se pasa horas en directo ante miles de personas, todo esto en medio de una sociedad cada vez más susceptible, y aún así todavía no se ha ganado el odio de algún colectivo, ni siquiera el hate de Twitter una tarde. Tiene más lupas encima que nadie del mundillo y todavía no se ha hecho viral una declaración suya fuera de tono que pueda ofender a alguien.

Siempre en el lado de lo políticamente correcto, difícilmente se moja sobre un tema controvertido y esquiva los berenjenales que le rozan con una habilidad maestra. De ahí que haya un acuerdo tácito que le otorga el título de representante de los creadores de contenido y casi de una generación. En cuanto se enciende el detector de polémicas, el foco se dirige al canal de Ibai, esperando que encienda stream y opine al respecto.

-¿No te cansa?

-Estoy hasta los cojones

Pero claro, si tus ingresos mensuales superan los 100.000 euros, tal y como se filtró en uno de sus directos, supongo que esa exposición pública se lleva con talante. Más aún si en todos los casos lo que dices es bien recibido y te llevas el halago de ser un buen ejemplo para la audiencia más joven.

-No exageres. A veces no estoy acertado

Falsa modestia. Pero como todo esto es una cosa mía conmigo misma, me doy cuenta de que puedo hacer que parezca más humano y que por una vez quede mal. De repente, se levanta, tira las jarras que hay sobre la barra y se larga, sin despedirse, diciendo, creo entender, que se muda a Andorra.

Compartir el artículo

stats