Kiosco

La Opinión de Murcia

Pulso Político

Pedro Sánchez abandona a su suerte al Mar Menor

Es una mera cuestión de causa-efecto: si entran agua dulce y nutrientes al Mar Menor, la consecuencia es que se altera el equilibrio y se deteriora el ecosistema por la proliferación de algas. Se trata de un hecho científico incuestionable. Si entendemos esto, y tenemos presente que las ramblas son parte del Dominio Público Hidráulico, y, por tanto, de competencia exclusiva del Estado, lo que no alcanza nadie a comprender es por qué el Gobierno de Sánchez ha estado utilizando continuos pretextos durante cuatro años para responsabilizar a otros de su dejación de funciones y no frenar los vertidos de la Rambla del Albujón. O quizá el problema es que semejante y deliberada inacción se entiende muy bien. 

El Instituto Español de Oceanografía, dependiente del Gobierno central, lleva tiempo advirtiendo de que la Rambla del Albujón es responsable del 80% del deterioro del Mar Menor, y ha establecido en más de mil litros por segundo el volumen de agua que ha estado entrando en la laguna durante los primeros cuatro meses de este año 2022. Son más de cinco millones de metros cúbicos los que se han vertido, es decir, han llegado al Mar Menor más nutrientes y agua dulce en lo que llevamos de año que en todo 2021.

Después de la presión del Gobierno regional, de la comunidad científica y la sociedad civil, parecía ser que había llegado el venturoso momento en el que el Gobierno de Sánchez había admitido y entendido que tenía que actuar en el bombeo de la Rambla del Albujón para detener unos vertidos que están destrozando el Mar Menor. 

Pero por desgracia, después de que el Gobierno PSOE-Podemos nos haya hecho perder cuatro años preciosos con excusas y falsedades, ahora tenemos que esperar a, en el mejor de los casos, 2025 para ver alguna mejora en el bombeo de la Rambla del Albujón. Y la comunidad científica ha alertado de que el ecosistema no puede esperar tanto. De ahí que desde el Grupo Parlamentario Popular hayamos puesto sobre la mesa la opción que recoge la legislación de declarar de emergencia las obras de renovación del bombeo y ejecutarlas lo antes posible.

Y es que el problema de este bombeo es el deficiente estado de sus instalaciones y las roturas continuas que sufre, y a este respecto es importante recordar que la última parada del bombeo se alargó durante los meses de marzo, abril y mayo, lo que ha agravado la situación crítica del Mar Menor. Encima, el Ministerio decide paralizar el bombeo de la Rambla del Albujón cada dos por tres, la última escudándose de repente en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia pero sin explicar el motivo ni qué necesitan para obtener esa autorización que dicen precisar. Otra decisión incomprensible del Gobierno de Sánchez, que parece interesado en que llegue el día en que reviente el Mar Menor para utilizarlo como arma de desgaste político contra el Gobierno regional.

 Y es que la situación crítica actual del Mar Menor se podría haber evitado si los socialistas murcianos se hubiesen unido al Partido Popular y al Gobierno regional en la exigencia a Sánchez de que ejecute el ‘Plan Vertido Cero’ cuando se aprobó en 2019. Pero el problema de los socialistas murcianos es que están siendo arrastrados por la deriva y la inacción ‘sanchista’, y lo hacen porque su secretario deneral y delegado del Gobierno, el señor Vélez, antepone los intereses de Sánchez y el socialismo a los de la Región de Murcia. 

La realidad es que, mientras el Gobierno de Sánchez ha estado ausente, con una manifiesta falta de voluntad, y ha abandonado el ecosistema a su suerte, el de Fernando López Miras ha estado realizando inversiones y poniendo en marcha proyectos para la recuperación del Mar Menor. Con actuaciones en origen, trabajando con los agricultores en la reducción del uso de fertilizantes y agua, y retirando más de 10.000 toneladas de biomasa en estos últimos seis meses con un coste de tres millones de euros, lo que ha supuesto reducir el volumen de nutrientes y un alivio para el Mar Menor, que permanece estable. Además, está en licitación la construcción de dieciséis balsas de astillas de madera para la retención de nitratos en la rambla del Albujón. 

Cabe añadir la construcción de siete tanques ambientales con una inversión de 10,6 millones de euros: en Los Urrutias, Los Alcázares, Santiago de la Ribera, San Pedro del Pinatar, y está en construcción el tanque de Torre-Pacheco, con una inversión de 3,6 millones de euros. En el tercer trimestre de este año, se iniciará la construcción del tanque de Playa Honda (seis millones de euros), y La Unión (400.000 euros).

Además, se han revisado más de veinticinco kilómetros de la red de saneamiento y se han rehabilitado más de 9 kilómetros de tuberías, con una inversión de más de 1,5 millones de euros, y está en marcha la rehabilitación de 2,4 kilómetros en San Javier. Desde 2019 hasta 2021 se han realizado 71 actuaciones para mejora de las Estaciones Depuradoras del entorno del Mar Menor, con una inversión total de 13,6 millones de euros. Desde 2017, y ante la dejación de funciones del Gobierno central, se han retirado un total de 54 embarcaciones abandonadas, varadas, hundidas o semihundidas, y está prevista la retirada de veinte embarcaciones más.

Hasta el 20 de mayo de 2022, la Comunidad Autónoma ha realizado un total de 720 inspecciones que han culminado en la apertura de 215 expedientes, y ha iniciado el 100% de los 254 expedientes recibidos por parte de la CHS sobre parcelas que no disponen de derechos de agua, para instar a la restitución de la situación original del terreno. 

En suma, estamos remando contracorriente y haciendo un enorme esfuerzo desde la Región de Murcia por aliviar la situación del Mar Menor y salvar una joya única.

Compartir el artículo

stats