Kiosco

La Opinión de Murcia

Escaño Cero

Lecciones desde Andalucía

El contundente frenazo a la ultraderecha de Vox que implican los resultados de las elecciones andaluzas es, sin duda, una buena noticia, aunque engañosa. Que la extrema derecha no disponga del altavoz de la vicepresidencia de la Junta, como pretendían, para extender su proyecto de adoctrinamiento neofascista y que su presencia estridente y autoritaria no sea necesaria para la toma de decisiones políticas es, desde luego, positivo en términos democráticos.

Sin embargo, este hecho no debe ocultar que, independientemente de las formas y de las diferencias en ciertos temas considerados más ideológicos por Vox, el grueso de las políticas de PP y Vox tienen una amplia coincidencia: fiscalidad regresiva, desregulación del mercado de trabajo, privatización de los servicios públicos, desprecio de la regulación medioambiental, supeditación del interés general al beneficio empresarial, entre otras.

Por ello, no es mejor el modelo de gobierno andaluz de mayoría absoluta con un Vox irrelevante que el modelo de Ayuso dependiente de Vox o el de Mañueco con Vox en el Gobierno son lo mismo, son las mismas políticas.

En la Región de Murcia lo sabemos bien, no ha hecho falta tener a la ultraderecha nominal en el Gobierno para, por ejemplo, acabar con el Mar Menor, permanecer impasible ante el bloqueo del 80% de los convenios colectivos, deteriorar la sanidad hasta situarla en último lugar de valoración del informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, abandonar la educación pública entregando la planificación educativa a la empresa privada o rebajar la democracia y las instituciones haciéndolas depender de tránsfugas y expulsados de sus partidos.

Exactamente igual ha hecho Moreno Bonilla en Andalucía, con el apoyo de Vox y la colaboración de Ciudadanos. Ahí están los regadíos ilegales en Doñana, el deterioro del Servicio Andaluz de Salud bajando del puesto doce al dieciséis en el mencionado informe anterior, el aumento de la concertación en educación, las bajadas de impuestos regresivas o el ínfimo avance en las políticas para reducir la desigualdad y el riesgo de exclusión social (la tercera tasa más alta de España).

Así que la cuestión fundamental no es el ascenso o no de la ultraderecha, que también, sino la persistencia de las políticas neoliberales impregnadas, además, de neofascismo, con Miras o con Patricia, da lo mismo. La otra cuestión importante es qué seremos capaces de ofrecer desde la izquierda en la Región de Murcia. Veremos.

Coordinador regional de IU-Verdes

Compartir el artículo

stats