Kiosco

La Opinión de Murcia

Tribuna libre

Otro verano sin plan de asistencia sanitaria

Con el buen tiempo y después de estos dos últimos años de restricciones de movilidad y ocio con motivo de la pandemia, muchas familias, tanto de nuestra Región como de otras Comunidades autónomas, se encuentran ya gestionando los preparativos de sus merecidas vacaciones durante los meses de julio, agosto y septiembre. Con ilusión y ganas de descansar y disfrutar, muchas de estas familias escogerán nuestras maravillosas playas de la Región como destino vacacional. Como consecuencia de ello, la población en las localidades costeras aumenta y es muy superior a la del resto de meses del año, llegando a duplicarse o triplicarse durante el periodo estival.

En estas fechas concretas de incremento poblacional, lo conveniente y aconsejable es que los centros de salud se refuercen y se doten de las plantillas suficientes para el buen funcionamiento del centro y para poder prestar una atención adecuada, tanto a la población autóctona como a la desplazada.

Se trata de una situación que no es nueva. Se repite cíclicamente cada año, por lo que cualquier plan de contingencia es previsible a largo plazo. 

La Administración reclama con antelación a los médicos nuestro plan de vacaciones, pero el Servicio Murciano de Salud, por su parte, no tiene sus deberes hechos y no cuenta con ninguna planificación para organizar la asistencia sanitaria.

Desde el Sindicato Médico de la Región de Murcia CESM denunciamos que, durante los últimos años, existe una grave carencia de médicos para cubrir la atención sanitaria a la población que se desplaza a nuestras zonas de costa. Son especialmente sensibles las playas de Mazarrón, Puerto de Mazarrón y los dispositivos de desplazados de Los Alcázares, La Ribera y Lo Pagán, pero afecta a prácticamente todos los municipios que disponen de playas y que son destinos turísticos habituales.

Los médicos aspiramos a ofrecer la asistencia sanitaria más segura, eficiente, equitativa y universal a todos nuestros pacientes y a los que llegan desde otras Comunidades autónomas y requieren nuestra atención. Es lo mínimo que merecen los ciudadanos. Y aspiramos a poder hacerlo de forma organizada, planificada y sin que suponga una sobrecarga laboral para los profesionales o el menoscabo de sus derechos de permisos y licencias.

Por esto, confiamos en que el Servicio Murciano de Salud y la dirección general de Recursos Humanos desarrollen, por fin, una planificación de profesionales adecuada para cubrir la demanda. 

Por nuestra parte, desde el Sindicato Médico seguiremos trabajando con el mismo compromiso hacia nuestros compañeros, con la energía y perseverancia que nos ha caracterizado a lo largo de todos nuestros años de trabajo sindical.

Compartir el artículo

stats